Actualizado 01/12/2015 13:21 CET

Afectados de Fagor y Edesa reclaman en los juzgados a Mondragon 47,8 millones por daños y perjuicios

Sostienen que la cantidad reclamada es "asumible", ya que "solo" representa un 0,5% de la facturación total del grupo cooperativo

SAN SEBASTIÁN, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

En total 959 afectados por las aportaciones voluntarias a las cooperativas Fagor y Edesa, agrupados en las asociaciones Ordaindu y Eskuratu, han presentado la "mayor demanda acumulada" de la historia de Euskadi en la que reclaman que la Corporación Mondragón les indemnice con 47,8 millones.

En una rueda de prensa en San Sebastián, los representantes de Eskuratu, Juan Antonio Pérez, y de Ordaindu, Koko Martínez y Naiara Herrero, acompañados de su abogado, Raúl Tenés del gabinete Sunion, han informado de la demanda ha sido registrada en los juzgados de Bergara y han expresado su esperanza de que sea admitida a trámite.

Los afectados reclaman un total de 47,8 millones por daños y perjuicios, ocasionados a raíz de la pérdida de sus ahorros por la quiebra de las dos cooperativas fabricantes de electrodomésticos.

Herrero ha destacado que la demanda acumulada, en la que solicitan que se condene a la Corporación Mondragon al pago de la citada cuantía al entender que "su actuación a lo largo de los dos años previos a la declaración de concurso de Fagor y Edesa perjudicó de forma directa sus intereses como acreedores", es la "de mayor cuantía de este tipo en Euskadi hasta la fecha".

En este sentido, Tenés ha explicado que en la demanda interpuesta por los asociados de Ordaindu y Eskuratu a quienes representa, se acusa a la Corporación Mondragón de "transmitir a los antiguos socios trabajadores mensajes tendentes a impedir que recuperaran el dinero que habían dejado depositado en Fagor Electrodomésticos y Edesa, principalmente en forma de aportaciones voluntarias y préstamos mercantiles".

Al respecto, ha señalado que "en numerosas ocasiones la Mondragón trasladó al colectivo que la situación económica de Fagor no era negativa y que la compañía tenía un futuro cierto", logrando la "legítima confianza" del colectivo de afectados en los responsables de la cooperativa. "La palabra de la Corporación iba a misa", ha señalado, para añadir que, por tanto, "no es equiparable" su confianza en la cooperativa con la de otros acreedores de la misma, por lo que, a su juicio, "esta vía queda reservada para este colectivo".

El letrado ha añadido que máximos responsables de la Corporación "aseguraron en todo momento" a los cooperativistas que ésta "apoyaría económicamente" a Fagor Electrodomésticos y a Edesa, y que "no permitiría que desaparecieran", lo que llevó a los demandantes a mantener sus "ahorros de toda la vida", en algunos casos de más de 40.000 euros, en la cooperativa, en lugar de retirarlos cuando la empresa todavía mantenía un patrimonio suficiente para hacer frente a todos los acreedores.

La entrada de Fagor Electrodomésticos y Edesa en concurso conllevó que "viesen frustradas sus aspiraciones de recuperar el dinero", ha lamentado, al tiempo que ha trasladado la "sospecha" de los demandantes de que la Corporación Mondragon "hizo todo lo posible para mantener artificialmente con vida a las dos cooperativas el tiempo suficiente para evitar un concurso desordenado, que le acarreara un sensible perjuicio" y poniendo su "interés general por encima".

De este modo, la demanda también sugiere que Mondragon "primó su propio patrimonio sobre los legítimos intereses de los socios inactivos que, con una antigüedad media de 40 años de trabajo en las dos cooperativas, confiaban plenamente en los ideales de intercooperación y solidaridad inculcados por la Corporación y que ésta jamás les engañaría ni abandonaría a su suerte".

"TODO NEGATIVAS"

Pérez y Martínez han recordado que los afectados llevan dos años movilizándose y solicitando "hablar, negociar" con la Corporación Mondragón una salida a su situación, pero "todas han sido negativas". Por ello, ha decidido acudir a la Justicia, y se han mostrado convencidos de que los tribunales atenderán a su reclamación, centrada en "la máxima jurídica de que todo aquel que ocasiona un daño es responsable de las consecuencias".

Tenés ha indicado que, una vez que la demanda se admita a trámite, la Corporación tendrá que responder antes del mes de enero y podría haber un fallo judicial entre "abril y junio" del próximo año. En cuanto a la cantidad reclamada en la demanda ha señalado que es "importante", pero sólo representa "un 0,5% de la facturación total de Mondragon en el pasado año", por lo que su abono es "perfectamente asumible" si hay "voluntad política".

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas