Publicado 22/02/2022 11:21

Aqualia (FCC) y Acciona se adjudican la gestión del agua en Arabia Saudí por 94 millones de euros

Archivo - Depuradora de El Bobar (Almeria) de Aqualia
Archivo - Depuradora de El Bobar (Almeria) de Aqualia - AQUALIA - Archivo


MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un consorcio participado al 45% por Aqualia, la filial de Agua de FCC, y al 25% por Acciona, junto con las empresas internacionales Tawzea (23%) y Haaco (7%), se ha adjudicado un contrato en Arabia Saudí para la gestión, operación y mantenimiento del ciclo integral del agua en las regiones del sur del país.

El importe del contrato, que responde a un proceso de privatización lanzado por el Gobierno saudí, asciende a 399 riyales saudíes (94 millones de euros) para los próximos siete años, según ha anunciado la Compañía Nacional del Agua de Arabia Saudí.

El proyecto concierne a una población total de más de cinco millones de personas en una extensión equivalente a la mitad de España, en torno a unos 240.000 kilómetros cuadrados. Se trata de uno de los seis contratos en los que el Gobierno ha dividido la gestión del agua en sus seis principales territorios.

Aqualia defiende en un comunicado que optimizará la gestión y perseguirá la sostenibilidad social, medioambiental y económica del ciclo integral del agua de la región sur saudí, gracias a un equipo de expertos de hasta nueve nacionalidades distintas.

El contrato incluye la gestión de, entre otros activos, 59 plantas potabilizadoras, 380 depósitos, 330 estaciones de bombeo, 127 estaciones de llenado de cisternas, 20.000 kilómetros de tuberías principales, 43 plantas de tratamiento de aguas residuales y 7.000 kilómetros de redes de alcantarillado.

Aqualia trabaja en Oriente Medio desde 2011. En Riad, la capital de Arabia Saudí, desarrolló durante cinco años un proyecto para optimizar la red de suministro de agua de la ciudad, sirviendo a más de 3 millones de habitantes.

En este mismo país, también lleva a cabo actualmente la administración de los servicios afectados de las obras del metro de la capital y ha operado y mantenido las plantas de tratamiento de aguas residuales de Hadda y Arana, en la ciudad de La Meca, con medio millón de habitantes servidos.

Más información