El AVE a Alicante reduce temporalmente su velocidad máxima ante un cambio de motores de sus trenes

Publicado 28/08/2018 18:11:27CET
Tren AVE de Renfe de la Serie 100
RENFE

Renfe invierte 22 millones en sustituir el motor de sus 23 AVE más antiguos

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El AVE Madrid-Alicante ha reducido temporalmente la velocidad máxima a la que puede circular, desde los 300 hasta los 270 kilómetros por hora, como medida preventiva ante el proceso que acometerá Renfe para sustituir los motores de los trenes AVE que prestan servicio por esta línea.

Este ajuste en la velocidad de los trenes se traduce en un aumento medio del tiempo de viaje de unos seis minutos, según informó la compañía ferroviaria.

La medida se ha ido implantando en distintas circulaciones de esta línea a lo largo del verano, de forma que a partir del 17 de septiembre ya afectará a todas las frecuencias del corredor de forma temporal, pero por un periodo de tiempo aún sin determinar.

Esta disminución de velocidad máxima en el AVE a Alicante es consecuencia del plan puesto en marcha por Renfe para cambiar los motores de sus 23 trenes AVE más antiguos, un proceso en el que invertirá 22 millones de euros y que atiende a la 'hoja de ruta' de mantenimiento de estos vehículos.

Se trata de los primeros AVE que compró la operadora, fabricados por Alstom, para explotar la primera línea de Alta Velocidad que se construyó en España, la Madrid-Sevilla, inaugurada en 1992.

En la actualidad, esta flota de trenes, la denominada Serie 100, no sólo circula por el AVE a la capital andaluza, sino que también lo hace por el AVE Madrid-Barcelona y el AVE a Alicante.

No obstante, mientras que en las líneas de Barcelona y Sevilla estos no son los únicos trenes AVE que prestan servicio, sino que Renfe completa la explotación de estos corredores con otros vehículos de su flota de Alta Velocidad comprada posteriormente, en el caso del AVE a Alicante todas las circulaciones se realizan con esta flota de trenes AVE más veterana.

Por ello, dado que los trenes de este corredor tienen un uso más intensivo, la compañía ferroviaria ha reducido la velocidad máxima a la que circulan como medida preventiva, y para mantener los vehículos en buen estado, hasta que se complete el cambio de los motores.

LOS AVE A BARCELONA Y SEVILLA, NO AFECTADOS.

Por contra, este ajuste de velocidad no afectará a las unidades de esta flota que circulan por el AVE a Barcelona y a las siguen explotando el AVE a Sevilla ya que, al no ser los únicos trenes con los que la operadora da servicio en estos corredores, los vehículos tienen un uso menos intensivo, según detallaron a Europa Press en fuentes de Renfe.

En el caso del AVE a Alicante, la compañía asegura que los billetes que está vendiendo para esta línea ya incluyen los cambios en el horario, con lo que la operadora asegura que los viajeros de esta línea "no se están viendo afectados, más allá del leve aumento del tiempo de viaje".

El AVE Madrid-Alicante, inaugurado en junio de 2013, contabilizó 1,652 millones de viajeros el pasado año, lo que supone un incremento del 4,4% respecto a los 1,58 millones del ejercicio anterior.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas