Publicado 16/06/2021 13:31CET

Cofides estima que unas 100 empresas accederán al fondo de recapitalización de 1.000 millones

Archivo - José Luis Curbelo, presidente de Cofides
Archivo - José Luis Curbelo, presidente de Cofides - Europa Press - Archivo

Las empresas que accedan al fondo no podrán repartir dividendos ni elevar el sueldo de los directivos

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cofides, José Luis Curbelo, estima que unas 100 empresas acudirán al fondo de recapitalización dotado con 1.000 millones, aunque ha advertido que este número puede variar algo, ya que se trata de una primera aproximación, y contempla que necesitará 2 o 3 meses para poder analizar cada operación que se presente.

Las empresas que accedan a este fondo aprobado por el Gobierno y que será gestionado por Cofides no podrán repartir dividendos ni elevar la retribución del consejo de administración y de la alta dirección, que no podrá sobrepasar la vigente en 2019.

Además, según han detallado desde Cofides este miércoles en un encuentro con medios, otra restricción es que la compañía no podrá embarcarse en acciones comerciales agresivas, y mientras no se haya devuelto al menos el 75% de lo recibido no podrán comprar más de un 10% de empresas competidoras de su sector.

"Todo ello tiene el fundamento último de que estas inversiones del fondo de recapitalización no acaben distorsionando la competencia", ha explicado el director general de Cofides, Rodrigo Madrazo.

SOLO EL 0,4% DE LAS COMPAÑÍAS ESPAÑOLAS PUEDEN SOLICITARLO

El fondo de 1.000 millones que recibió 'luz verde' por parte del Consejo de Ministros este martes se dirige a pymes y empresas medianas con una cifra de negocio de entre 15 y 400 millones de euros, que en España son unas 14.000 compañías.

Con arreglo a estos números, solo el 0,4% del total de empresas españolas pueden acceder a estos recursos. No obstante, el conjunto de estas compañías son generadoras de entre el 16% y 18% del empleo en España.

Las operaciones financiadas con cargo al Fondo tendrán un importe de entre 4 y 25 millones de euros por beneficiario. Dicho intervalo será de entre 3 y 15 millones en el caso de las pymes

Las empresas no financieras que acudan a este fondo deberán demostrar que eran viables a finales de 2019, además de certificar que han sufrido un impacto por la crisis de la Covid-19 y presentar un modelo de negocio a medio y largo plazo. Además, no deben estar en concurso y si lo han estado tienen haberlo resuelto ya estar perfectamente operativa.

AJUSTE DE PLANTILLA: DEBE HABER ACUERDO CON TRABAJADORES

Aunque uno de los objetivos del fondo es el mantenimiento del empleo, esto no significa que la empresa que reciba parte de los recursos deba acordar con Cofides su decisión de llevar a cabo un ajuste laboral, sino que deberá pactarlo con las partes interesadas dentro de la propia compañía.

"No tenemos que certificar un ajuste laboral, pero obligaremos que cualquier ajuste se haga a través de un acuerdo interno entre la empresa y los distintos interesados. "La posición de Cofides es minimizar el impacto en la solvencia empresarial y el empleo", ha remarcado el presidente de Cofides, José Luis Curbelo, durante el encuentro con medios este miércoles.

Cofides prevé empezar a recibir solicitudes de las empresas a partir del 21 de junio de una forma informal, aunque será a partir del día 28 cuando el gestor habilite una plataforma operativa donde las compañías podrán colgar la documentación necesaria para su posterior estudio.

Las operaciones de apoyo público temporal con cargo al Fondo podrán otorgarse hasta el 31 de diciembre de 2021, o hasta la fecha posterior si así lo estipula desde la Comisión Europea, por lo que las compañías deberán presentar sus solicitudes como máximo hasta el otoño para proceder al posterior análisis que se estima en 2 o 3 meses.

AGENCIA DE RATING Y ANALISTAS FINANCIEROS Y LEGALES

Según ha detallado Curbelo, una vez la empresa haya subido la documentación a plataforma, esta pasará a un analista de Cofides para después remitir la información a una empresa de rating que se encargará de verificarla y asignar un rating provisional a la operación.

Las compañías que superen esta fase se someterán al análisis de 15 empresas de análisis financieros y 15 bufetes de abogados "de prestigio", aunque desde Cofides no han especificado sus nombres, ya que "son provisionales", asegurando que se podrán dar a conocer cuando sea definitivo.

Las consultoras deberán hacer una 'due diligence' y dar "luz verde o luz roja" a la operación "que sea incontestable", para que después pueda pasar, en caso positivo, a un comité técnico de carácter interministerial que autorizará a Cofides otorgar los recursos.

Este comité técnico estará configurado por altos funcionarios de los ministerios de Industria, Comercio y Turismo, Asuntos Económicos y Transformación Digital y Hacienda, a través de la SEPI. Además, el presidente de Cofides ejercerá de secretario de dicho comité técnico.

"Hemos diseñado un modelo operativo que consideramos que garantiza la absoluta transparencia de nuestras actividades", ha resaltado el presidente de Cofides durante la exposición del nuevo fondo.

ESPERAN QUE LAS PARTICIPACIONES EN CAPITAL SEAN "MINORITARIAS"

Entre los instrumentos de financiación que se van a aportar destacan, los préstamos participativos y participaciones en capital y, de manera complementaria, deuda.

Sobre las participaciones en el capital, el presidente de Cofides entiende que este último método es "un instrumento complejo que tiene pros y contras". "Estamos hablando de un nicho de empresas en el que muchos empresarios quizás no consideran oportuno que el Estado participe en la estructura accionarial de sus empresas", ha señalado Curbelo.

Por ello, considera que el instrumento apropiado para la mayoría de las inversiones serán los préstamos participativos, aunque también pueden dar préstamos de carácter subordinado para que se refuerce la solvencia de las empresas.

El director general de Cofides, Rodrigo Madrazo, ha indicado en este sentido que la "idea" es que las participaciones en capital sean "minoritarias", ya que cree que de lo contrario estarían nacionalizando empresas.

"La idea es tomar una participación minoritaria que permita la solvencia de la empresas y poner un incentivo para que a medida que la situación mejore la empresa recompre esa participación. En cualquier momento puede recomprar la participación que se haya suscrito", ha explicado.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas