Actualizado 30/06/2020 13:18:15 +00:00 CET

Colonial confía en sortear el impacto de la crisis en el valor de sus edificios de oficinas

Junta de accionistas de Colonial celebrada de forma telemática
Junta de accionistas de Colonial celebrada de forma telemática - EUROPA PRESS

Cifra en el 2% de sus ingresos el efecto de la renegociación y bonificación de contratos de alquiler

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Colonial confía en sortear cualquier eventual impacto de la crisis en el valor de su cartera de activos, integrada por edificios de oficinas situados en el centro de Madrid, Barcelona y París, y que al cierre de 2019 se situaba en unos 12.200 millones de euros.

"Esperamos que Colonial muestre la fortaleza de sus activos en este sentido", indicó el consejero delegado de la socimi, Pere Viñolas, tras su junta de accionistas.

Viñolas reconoció que cualquier impacto en ese sentido se reflejaría en su cuenta de resultados, si bien también apuntó que además de la situación de mercado, la valoración de activos recoge la evolución y desarrollo de los nuevos edificios que promueve la empresa.

Por el momento, Colonial ha acotado el impacto de la crisis en su cuenta de resultados de 2020 en el 2% de los ingresos totales por las rentas que cobra por el alquiler de sus edificios de oficinas, esto es, un unos 7 millones euros.

Este impacto deriva de las moratorias y renegociaciones de los contratos de alquiler que, de forma individualizada, ha pactado con aquellos inquilinos que se han visto más afectados por la crisis.

Además, se trata de un efecto ya cerrado, dado que la firma ha culminado estas negociaciones. No obstante, fija en un máximo del 6% de sus rentas anuales de unos 350 millones de euros, esto es, unos 21 millones de euros, un eventual impacto final total en caso de que surgieran algún efecto extraordinario en virtud de la evolución de la crisis.

Por el momento, Colonial asegura que los alquileres de sus oficinas de los pasados meses de abril y mayo se han facturado "sin evidencias significativas de impago".

De igual forma, la socimi participada por el fondo soberano de Qatar descarta que su negocio de alquiler de espacio para oficinas se vean afectado por el auge del teletrabajo.

En este sentido, indica que se verán "poco afectados" por el perfil de las empresas inquilinas y porque ya venían arrendando "espacios flexibles", para que los arrendatarios los complementen con la oferta de oficina compartida 'coworking' de la empresa.

EL 'COWORKING', PARTE DE LA SOLUCIÓN.

Así, Colonial asegura que Utopicus, su filial de 'coworking', "más que un problema, por la caída puntual de ocupación registrada durante el confinamiento, será una solución" ante la crisis y el futuro de la demanda de oficinas.

Por contra, la crisis ocasionará retrasos "marginales y puntuales" en el desarrollo de los proyectos de nuevos edificios que promovidos por la socimi. En concreto, en uno de los dos que levanta en la zona de Méndez Álvaro de Madrid, cuya construcción, inicialmente prevista en el segundo trimestre, "arrancará después del verano", según Viñolas.

Por lo demás, Colonial asegura estar "preparada" para afrontar los "tiempos complicados y de efecto difícil de predecir" que están por venir.

En este sentido, además de a su referida cartera de edificios y de clientes, señala a la solidez de su balance, que presenta un apalancamiento ('loan to value') del 36% y un 'colchón' de liquidez de 2.100 millones de euros.

Según destacó el presidente de la compañía, Juan José Brugera, ante la junta, este importe equivale a cuatro veces los vencimientos de deuda de este año y el siguiente.

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas