Día de la Madre: ¿Cobran lo mismo las mujeres con hijos que las que no los tienen?

Actualizado 03/05/2015 11:41:26 CET
Una mujer trabajando en un laboratorio
EUROPA PRESS

MADRID, 3 May. (EDIZIONES) -

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó el pasado mes de marzo que las mujeres en España ganan un 17% menos que los hombres pese a estar más preparadas. En el mismo estudio, presentado con motivo del Día Internacional de la Mujer, también se denunciaba que existe una brecha salarial entre mujeres con carga familiar y mujeres sin esta carga.

En este sentido, el director de la Oficina de la OIT para España, Joaquín Nieto, señaló que "la maternidad está penalizada por la sociedad" y subrayó que esta mentalidad "tiene que ver con algo muy antiguo y arraigado que hay que superar con políticas de protección social y políticas de empresa".

Aunque con muchas diferencias entre países, no se trata de un problema que solo exista en España. De hecho, la misma OIT denunció el año pasado esta situación en su estudio 'La brecha salarial en la maternidad', en la que explicó que esta diferencia entre los salarios tiende a ser mayor en los países en vías de desarrollo que en los países desarrollados.

No obstante, el organismo advierte de que esta brecha no es la misma que la brecha de género: mientras que la primera destaca las diferencias salariales entre todos los hombres y todas las mujeres, el dato que nos ocupa muestra las diferencias entre las mujeres que son madres y las que no lo son (mujeres sin cargas familiares). De la misma forma, explora también las diferencias entre las madres y los padres.

El estudio de la OIT concreta que, en muchos países europeos, tener sólo un hijo o una hija tiene un "pequeño efecto negativo", pero que aquellas mujeres que tienen dos o más "experimentan una penalización salarial significante".

En cualquier caso, el informe también apunta que aquellas madres que tienen un mayor apego al trabajo sufren menores salarios nada más volver a su puesto, pero pronto eliminan esta diferencia. Por contra, aquellas que toman mayores tiempo de permiso por maternidad sufren la brecha salarial durante un periodo más largo.

¿POR QUÉ SUCEDE?

La OIT recoge varias explicaciones sobre la brecha salarial por maternidad. Por un lado, desde el punto de vista económico, argumenta que las interrupciones por maternidad dificultan la promoción a puestos mejor pagados y que, una vez que son madres, son las mujeres las que sacrifican su vida laboral y aceptan empleos peor pagados para poder hacerse cargo de los menores.

Por otro lado, desde un punto de vista sociológico, subraya que muchos empresarios tal vez tomen las decisiones de contratación o promoción basándose en estereotipos y que la ausencia de inversión en servicios para menores también perjudica a las madres.

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA EVITARLO?

La OIT asegura que esta brecha depende de muchos factores, como la legislación familiar, las políticas laborales, los estereotipos de género y las expectativas sociales que existen en una sociedad determinada.

En cualquier caso, enumera una serie de medidas que deberían ser tenidas en cuenta para enfrentarse a esta diferencia salarial. Entre ellas destaca una permiso por paternidad (tanto al padre como a la madre) con la duración adecuada y con fondos públicos, una mejora en la accesibilidad a servicios de calidad para el cuidado de menores o la prevención y la eliminación de la discriminación basada en la propia maternidad y las responsabilidades familiares.

Europa Press Comunicados Empresas