Actualizado 19/05/2009 23:27

Economía/Agricultura.- Espinosa apuesta por exportar a países emergentes para compensar caídas en el mercado interior

Destaca que España se situó en 2008 como segundo país exportador de vino del mundo en volumen, al superar a Francia

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, reconoció hoy que el sector primario no es "ajeno" a la crisis, pero afirmó que el Gobierno está ayudando a estas actividades y abogó por potenciar la promoción en países emergentes en los que están creciendo las exportaciones para compensar la caída de la demanda que se pueda dar en el mercado interior.

Así se pronunció en el Senado durante una interpelación del senador del Grupo Popular José Cruz Pérez Lapazarán, quien criticó que el Gobierno "no presta atención" a los sectores agrícolas y ganaderos, que están sumidos en una "crisis sin precedentes".

Espinosa destacó que el sector agroalimentario "aguanta mejor que otros la crisis" y abogó por que "salga más fortalecido" de esta coyuntura. Así, destacó la importancia del nuevo acuerdo suscrito con el ICEX para la promoción exterior de esta actividad, que apuesta por potenciar mercados emergentes como el indio, el chino o el ruso.

Entre los sectores que el plan de promoción considera estratégico figura el vitivinícola, que, según remarcó Espinosa, en 2008 consiguió situarse como segundo exportador en volumen del mundo, al superar a Francia. "Algo tendrá que ver la Estrategia del Vino 2010", recalcó.

CRISIS DEL SECTOR LÁCTEO.

En el repaso de la situación que atraviesan los distintos subsectores agrarios, la ministra y el senador 'popular' se centraron especialmente en el sector lácteo.

Espinosa atribuyó la crisis en esta actividad a la contracción de la demanda y al "exceso de oferta en el mundo", lo que ha conllevado a una caída de los precios, en un momento en el que además está creciendo el consumo de las marcas blancas.

"Lo que me preocupa es que uno de los temas que pone el sector encima de la mesa es el gran endeudamiento que tiene por adquirir cuota", apuntó la titular del ramo, quien culpó al PP de adoptar decisiones que "ahora hacen daño a los ganaderos". A este respecto, recalcó que "el Gobierno socialista eliminó el sistema de compraventa libre que llevaba a un encarecimiento de la cuota".

La ministra apuntó que su departamento está negociando con las comunidades autónomas un plan estratégico que "solucione los problemas actuales".

Tras explicar la actuación del Gobierno en otros sectores como el porcino ibérico o el ovino-caprino, Espinosa subrayó que el Ejecutivo tiene en marcha medidas para apoyar al sector, como la línea de crédito aprobada por el ICO por importe de 1.000 millones de euros.

Por su parte, Pérez Lapazarán advirtió de que la crisis "es de tal gravedad que afecta a todo el sector agrario en su conjunto, desde el vino a la leche y desde el vacuno al ovino, o desde los cereales hasta las frutas y hortalizas". En relación con el sector lácteo, criticó que Espinosa no actúe "con contundencia" frente a las importaciones de Francia que están "hundiendo" el sector español.