Economía/Agricultura.- El Gobierno vasco traslada a la Comisión el rechazo a la supresión de la cuota láctea

Actualizado 09/04/2008 21:46:52 CET

BRUSELAS, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero vasco de Agricultura, Pesca y Alimentación, Gonzalo Sáenz de Samaniego, trasladó hoy a la Comisión Europea el rechazo del País Vasco a que se eliminen las cuotas de producción lechera. Sin la existencia de estas cuotas, el consejero vasco sostiene que se crearía una situación de "indefensión" para las zonas con hándicaps para la producción.

En una reunión en Bruselas con la comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, Sáenz de Samaniego defendió de manera "firme" el mantenimiento de las cuotas como "único elemento que garantiza la actividad de producción en aquellas zonas más desfavorecidas y que posibilita una gestión responsable y sostenible de todo el espacio rural". Sin el sistema de cuotas "difícilmente se podrá articular otra serie de políticas que garanticen esta actividad" en lugares de montaña, zonas desfavorecidas o lejanas a las áreas de logística, explicó.

A la salida del encuentro con Fischer Boel, Sáen de Samaniego declaró a los periodistas que la postura de la comisaria se mantiene en "la línea contraria" a la del Gobierno vasco y que también es "firme". No obstante, insistió en manifestar que el aterrizaje suave propuesto por Bruselas hasta la liberalización de la producción, con un aumento porcentual y anual de las cuotas, "no es la postura más conveniente" para los productores vulnerables.

Según explicó el consejero de Agricultura, Fischer Boel abogó por "buscar otro tipo de apoyos que faciliten o posibiliten que se siga produciendo en estas zonas" y manifestó su confianza en poner en marcha y aplicar políticas concretas de apoyo a los sectores más necesitados. A juicio de Saénz de Samaniego, es una posibilidad que "puede ayudar o mitigar (los problemas), pero no lo puede hacer con la defensa con la que lo hace en estos momentos la cuota lechera". Además, lamentó, es una reivindicación mantenida desde 2003 pero "ante la que el Estado español no se ha puesto en marcha", lamentó.

A lo largo de la reunión "intensa" y "cordial", el consejero vasco explicó a la comisaria el posicionamiento del País Vasco con respecto al 'chequeo médico' de la PAC que incluye puntos de coincidencia con el Ejecutivo comunitario, pero "también importantes discrepancias".

Además de la cuestión de las cuotas, el Gobierno vasco considera "nada positivo" apostar por ayudas europeas desacopladas, es decir no vinculadas a la producción, y defiende un sistema de ayudas acopladas, especialmente "en los sectores ganaderos", como "parte fundamental para garantizar el sector productivo" en el País Vasco.

También abordaron durante la reunión la preocupación "compartida" por la actual crisis de los sectores ganaderos y hablaron de las distintas medidas de apoyo que se podrían poner en marcha para lograr una solución. Otra de las peticiones de Sáenz de Samaniego fue que los fondos previstos en la reforma de la Organización Común del Mercado (OCM) vitivinícola sean orientados desde las comunidades autónomas y no desde el Gobierno central para "cumplir verdaderamente con el espíritu de esta propuesta".

Europa Press Comunicados Empresas