Actualizado 18/11/2008 16:29

Economía/Agricultura.- El sector olivarero entra en una situación crítica por la continua caída del precio, según CCAE

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sector olivarero ha entrado en una situación "crítica" debido a la continua caída del precio del aceite de oliva, que se encuentra por debajo del umbral de la rentabilidad, según advirtió hoy la Confederación de Cooperativas Agrarias de España (CCAE).

La organización, que denunció que las cotizaciones no son acordes con los datos de mercado, destacó que la campaña que finaliza ahora está caracterizada por unas buenas cifras de mercado interior (561.850 toneladas), un nuevo récord en las exportaciones (630.000 toneladas) y niveles "mínimos" de importaciones (58.000 toneladas).

Según CCAE, los datos de mercado plasman unas salidas de aceite de oliva en octubre, entre mercado interior y exportación, que alcanzan las 105.000 toneladas, de las que 97.800 toneladas salieron de las almazaras.

Así, el balance provisional de campaña presenta un enlace de 324.480 toneladas, que son necesarias para cubrir la demanda de toda la Unión Europea de noviembre y diciembre, hasta que el aceite de la nueva campaña esté disponible.

"Teniendo en cuenta que la estimación de producción de CCAE es de aproximadamente 1.100.000 toneladas, los recursos nacionales para la campaña 2008/2009 podrían rondar 1.425.000 toneladas, cantidad necesaria para cubrir la demanda actual del mercado", agregó.

En este sentido, comentó que la caída del precio no se puede atribuir ni a un exceso de oferta ni a una reducción de la demanda, puesto que "la demanda es creciente y las estimaciones de producción son algo inferiores a las de la campaña pasada".

EFECTO "PERVERSO"

Para CCAE, una de las causas que puede justificar esta situación es el desequilibrio de fuerzas entre una demanda cada vez más concentrada y una oferta que continúa excesivamente atomizada, a lo que sumó, como "efecto perverso para el sector, los acuerdos a los que están llegando algunas almazaras de poner su aceite a disposición de los envasadores para que éstos liquiden a precios medios".

Según criticó, con esta práctica los envasadores evitan tener que salir a comprar, reduciéndose así el volumen de aceite demandado y, por consiguiente, restando transparencia al mercado. Además, señaló que esto permite a los envasadores bajar el precio del producto, tanto en momentos puntuales como a lo largo de toda la campaña.

Por este motivo, CCAE hizo un llamamiento a la responsabilidad de todas las almazaras, para que "eviten estos acuerdos comerciales que están perjudicando al conjunto del sector, y poder recuperar un mercado fluido y transparente en el que sólo funcionen las leyes fundamentales de la oferta y la demanda".

Europa Press Comunicados Empresas