9 de abril de 2020
 
Actualizado 17/01/2007 14:14:25 +00:00 CET

Economía (Ampli).- Altadis prevé retomar crecimiento en 2007 tras el impacto en resultados de 2006 por guerra de tabaco

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Altadis prevé que la guerra de precios que emprendieron las tabaqueras el año pasado para contrarrestar los efectos de la Ley Antitabaco tenga "un impacto" sobre los resultados económicos del ejercicio 2006, y confía en reanudar este año el crecimiento tanto de la división de cigarrillos como de todo el grupo.

Así lo indicó la multinacional hispano gala en una presentación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en la que insiste en su estrategia basada en un "implacable enfoque" hacia un crecimiento rentable y sostenido, y hacia la continua creación de valor para el accionista.

Con el fin de alcanzar sus objetivos, la empresa que preside Antonio Vázquez resaltó que buscará oportunidades de compra y alianzas estratégicas en cada una de sus divisiones y avanzará en la optimización de su estructura corporativa, al tiempo que explotará las sinergias operativas de su negocio actual.

Por otro lado, Altadis destaca que la fortaleza y diversificación de su cartera de negocio permite limitar los riesgos derivados del área de cigarrillos, y los establece en el 50%, frente al 25% correspondiente a la división de cigarros y otro 25% a la de logística.

A esta diversificación de actividades se une la geográfica, ya que la multinacional está presente en mercados maduros de tabaco como España, Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos, así como en mercados emergentes, Marruecos o Rusia.

La estrategia en la división de cigarrillos consiste en "ampliar la internacionalización" de sus marcas insignia, entre las que destacan Fortuna, Gauloises y Gitanes, lo que complementará con otras marcas fuertes dirigidas a mercados o segmentos más concretos como Balkan Star, Ducados Rubio y Nobel.

Asimismo, Altadis persigue fortalecer su presencia en aquellos mercados en los que ha entrado recientemente, como Marruecos y Rusia, y ampliar su alcance mediante alianzas, al tiempo que mantendrá el enfoque de reducción de costes para las actividades de cigarrillos negros.

2006, UN AÑO DIFICIL.

La tabaquera ya reconoció, en la presentación de los resultados de los nueve primeros meses, que 2006 ha sido un año difícil para el grupo y que la dirección continuará centrada en generar crecimiento en las actividades (buscando obtener una tasa, sin considerar el mercado español, de al menos el 3% de las ventas).

Aunque Altadis no ha cuantificado efecto negativo de la guerra de precios de las tabaqueras para todo el ejercicio en su presentación de hoy dirigida a inversores de crédito, evaluó inicialmente un impacto negativo bruto de 250 millones de euros derivado del escenario de precios de principios de año.

Vázquez ya advirtió en la junta general de accionistas celebrada el pasado mes de junio que la entrada en vigor de la Ley Antitabaco y las subidas de impuestos aplicadas por el Gobierno para atajar la guerra de precios repercutirían en la cuenta de resultados de 2006.

Ante esta situación, la compañía se centra en la aplicación de los programas de reorganización y ahorro de costes (con un objetivo de 145 millones de euros para 2006, de 46 millones para 2007 y de 24 millones para 2008, hasta un total de 215 millones).

La deuda financiera neta de la multinacional fruto de la fusión de Tabacalera y Seita descendió en 584 millones de euros hasta situarse en 2.249 millones de euros, frente a 2.833 millones de euros, a 31 de diciembre de 2005.

Europa Press Comunicados Empresas