Economía.- CC.OO. denuncia que el nuevo ERE de Cegasa demuestra que la empresa pretende "dejar morir" planta de Vitoria

Actualizado 24/02/2009 13:06:34 CET

Esta dispuesto a "negociar", aunque "siempre bajo la premisa del mantenimiento del empleo"

VITORIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. aseguró hoy que el nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la dirección de Cegasa, de carácter temporal y que afectaría a 217 trabajadores hasta el 31 de diciembre, evidencia que la empresa "no tiene otro interés más que dejar morir la planta de Vitoria". No obstante, mostró su disposición a "negociar", aunque "siempre bajo la premisa del mantenimiento del empleo".

Cegasa presentó la semana pasada, ante la autoridad laboral, un ERE temporal para 217 personas hasta el 31 de diciembre del 2009, con el objetivo de "aliviar las tensiones de tesorería del grupo". La medida se produjo después de que el Gobierno vasco rechazara un primer ERE de la empresa, que planteaba la supresión definitiva de 217 puestos de trabajo.

La Federación Minerometalúrgica de CC.OO. de Euskadi, a través de un comunicado, criticó "la inexistencia de un plan de viabilidad ni de ningún tipo de 'hoja de ruta' que atestigüe que Cegasa desea seguir produciendo en Álava". Prueba de ello, según afirmó, es que el ERE "sólo afecta al personal de producción, y no a los servicios comerciales y administrativos".

En opinión del sindicato, todo ello "pone de manifiesto que la compañía tiene pedidos y que va a seguir gestionando la venta y distribución de las pilas, fabricadas ahora en el exterior". CC.OO. denunció que "el principal problema de Cegasa no es la falta de competitividad de la planta o los altos costes laborales, tal y como ha indicado su dirección".

MÁS PRODUCCIÓN

El sindicato censuró que la dirección "sostiene que en 2008 sufrió unas pérdidas de 30 millones de euros", aunque "todavía no ha presentado la suficiente documentación para acreditarlo". En opinión de CC.OO., "el verdadero motivo de este balance negativo es, precisamente, el bajo ritmo productivo de las instalaciones alavesas, que pueden volver a ser perfectamente rentables si se aumenta la producción".

La federación del metal de CCOO espera que, tras la denegación de último ERE, "este nuevo intento no traiga aparejado un pacto en la trastienda". "Si es así, y todos los actores en este conflicto están jugando con las cartas boca arriba, CCOO está dispuesto a negociar, pero siempre bajo la premisa del mantenimiento del empleo", advirtió.

El sindicato denunció que el expediente temporal presentado por la empresa para 217 trabajadores hasta el 31 de diciembre "supone la confirmación de que la dirección no tiene otro interés más que dejar morir la planta de Gasteiz, una vez que ya tiene montada infraestructura productiva en Asia".

Europa Press Comunicados Empresas