Economía.- La CE ve problemas de competencia en la compra del negocio de semillas de girasol de Monsanto por Syngenta

Actualizado 22/06/2010 12:24:23 CET

La Comisión Nacional de Competencia española pidió a Bruselas que examinara la operación

BRUSELAS, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea decidió hoy lanzar una investigación en profundidad sobre el proyecto de compra del negocio de semillas de girasol de la empresa estadounidense de transgénicos Monsanto por parte de su rival suiza Syngenta por considerar que la operación podría provocar problemas de competencia en la UE.

Inicialmente, el examen de la operación no correspondía al Ejecutivo comunitario porque no supera el umbral que marca la normativa de la UE en cuanto a volumen de negocios. Por ello se notificó a las autoridades de competencia de España y Hungría para que la aprobaran. No obstante, la Comisión Nacional de Competencia española pidió a Bruselas que se hiciera cargo de la operación y la autoridad húngara se unió a la solicitud.

"La industria de las semillas de girasol ha sido objeto de importantes operaciones de consolidación en los últimos años y la Comisión debe vigilar que se mantenga una competencia eficaz para preservar la innovación y evitar un alza de los precios para los agricultores", dijo el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia.

La operación asociaría las actividades de los dos grandes proveedores de semillas de girasol en Europa, que están sólidamente implantados en las actividades de selección de nuevas variedades de girasol y de comercialización de estas semillas. Según Bruselas, la desaparición de un competidor importante podría tener una incidencia negativa sobre la innovación, lo que conduciría a una reducción de las opciones para los clientes y a una subida del precio de las semillas.

Además, la Comisión teme un problema de cierre del mercado de los productos de tratamiento de las semillas de girasol.

Por ello, Bruselas cree que el proyecto de adquisición suscita "serias dudas" en cuanto a su compatibilidad con el reglamento sobre concentraciones de la UE. La Comisión dispone ahora de 90 días laborables (hasta el 26 de octubre) para decidir si autoriza la operación, con o sin concesiones de las empresas implicadas, o la veta.

Europa Press Comunicados Empresas