Actualizado 12/03/2013 14:51 CET

Economía/Consumo.- La UE aprueba nuevas normas para abaratar y agilizar las reclamaciones de los consumidores

ESTRASBURGO (FRANCIA), 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este martes dos nuevas normas que los Estados miembros deberán aplicar en el plazo de dos años desde su entrada en vigor con el objetivo de abaratar los costes y agilizar los trámites de las reclamaciones de los consumidores europeos.

Se trata de medidas concretas para acompañar al consumidor en la resolución alternativa de litigios (ADR, por sus siglas en inglés) y que dan los instrumentos a la Comisión Europea para que cree una plataforma digital para la resolución de disputas 'on line' (ODR, por sus siglas en inglés), sobre todo de cara a las compras transfronterizas o a través de Internet.

La idea de un sistema alternativo al judicial para resolver estas reclamaciones ya existe en varios Estados miembros, pero con este paso la Unión Europea espera corregir la falta de información de que disponen los consumidores y equilibrar la cobertura irregular según el país.

La directiva sobre Resolución Alternativa de Litigios obligará a todos los países comunitarios a introducir sistemas de este tipo en todos los sectores comerciales y destinará fondos para garantizar la imparcialidad de estos mediadores, según ha explicado en un comunicado la Eurocámara.

Con ello, se asegura que un consumidor descontento pueda recurrir a un mediador independientemente del tipo de bienes o servicios afectados y al margen de si la compra se ha realizado en una tienda física u 'on line' o en el país de origen del comprador u otro.

La nueva norma europea establece, además, que la mediación será gratuita para el consumidor o tendrá como mucho un "coste simbólico", mientras que la mayoría de los casos deberán resolverse en un plazo de noventa días a partir de la presentación de la reclamación.

El eurodiputado responsable del informe aprobado con 617 votos a favor, 51 en contra y 5 abstenciones, el socialista maltés Louis Grech, ha destacado que la norma será beneficiosa "para consumidores y para comerciantes".

"Un mecanismo europeo rápido y de bajo coste ahorrará a los consumidores miles de millones de euros cada año e impulsará el comercio transfronterizo, lo que supone un estímulo crucial para el crecimiento del mercado único europeo", ha destacado.

Además, los eurodiputados han validado el acuerdo para crear una plataforma digital para resolver las reclamaciones de las compras realizadas a través de Internet, con la que Bruselas ofrecerá información y recomendaciones a los consumidores durante el proceso de queja. El sito 'on line' publicará la información en todas las lenguas de la UE.

Europa Press Comunicados Empresas