Actualizado 17/04/2012 23:21 CET

Economía/Empresas.-(Amp.2) ACS vende un 3,69% de Iberdrola, valorado en 884 millones, pero se mantiene como primer socio

El grupo no contempla más desinversiones tras esta operación, que destinará a reducir deuda

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

ACS ha puesto en venta un 3,69% del capital de Iberdrola, valorado en unos 884 millones de euros a los actuales precios de mercado de la eléctrica, en la que el grupo constructor se mantendrá como primer accionista con una participación del 15%.

El grupo que preside Florentino Pérez ha iniciado un proceso de colocación acelerada ('accelerated bookbuilding') de este paquete accionarial entre inversores profesionales y cualificados, tanto residentes en España como en el extranjero.

La operación se realizará a través de través de UBS y de Société Générale, según detalló ACS a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En fuentes del mercado indicaron a Europa Press que ACS no contempla nuevas desinversiones tras esta operación, que destinará a reducir su endeudamiento. Asimismo, descartaron que los bancos hayan ejecutado a ACS las acciones de Iberdrola, al asegurar que se trata de una venta del grupo constructor.

ACS tiene actualmente contabilizada a 7,1 euros por acción su participación en la eléctrica. Iberdrola cerró la sesión de Bolsa de este martes a 3,901 euros por acción, tras subir un 2,93%.

La participación del 15% que el grupo constructor tendrá a partir de ahora en la firma que preside Ignacio Sánchez Galán presenta así un valor de mercado de unos 3.600 millones de euros.

En cuanto a deuda, a cierre de 2011 el pasivo de ACS asociado a esta participación se situaba en 4.962 millones de euros, importe equivalente a algo más de la mitad (el 53,1%) del endeudamiento neto total del grupo. No obstante, ACS logró refinanciarlo el pasado año.

PROCESOS JUDICIALES.

ACS anuncia la venta de parte de su participación en Iberdrola días después de que el Tribunal Supremo rechazara el recurso que la eléctrica presentó contra el levantamiento de blindajes en sociedades cotizadas. Iberdrola ha anunciado que planteará un incidente de nulidad ante el Alto Tribunal y, si no es aceptado, irá al Constitucional.

El grupo de construcción y servicios está presente desde septiembre de 2006 en el capital de Iberdrola, de la que es primer socio y en la que, tras distintas inversiones, llegó a tener una participación del 20%, que posteriormente se diluyó hasta el 18,6%.

ACS no está presente en el consejo de administración de la eléctrica. La compañía ha recurrido a los tribunales para que determinen sobre su eventual derecho a contar con representación en el máximo órgano de gestión de la compañía. Iberdrola se opone por considerar que se trata de una empresa competidora.

En la actualidad, ACS tiene recurrido ante el Tribunal Supremo el rechazo de la Audiencia Provincial de Vizcaya a la impugnación de la junta de Iberdrola de 2010, que le impidió nombrar un consejero. En paralelo, tiene recurrida ante la Audiencia Provincial de Vizcaya el rechazo de un juzgado Mercantil de Bilbao a la impugnación de la junta de Iberdrola de 2011.

El presidente de ACS siempre ha considerado "estratégica" su participación en Iberdrola y ha defendido su vocación de permanencia" en la compañía, así como la necesidad de estar en su consejo para "contribuir a su desarrollo empresarial, potenciar su función económica y social, y crear valor para todos los accionistas", según indicó Pérez ante la junta de ACS del pasado año.

De hecho, en una presentación a analistas de este mismo mes de abril, ACS se define como "socio leal y un accionista estable de Iberdrola a largo plazo".

Europa Press Comunicados Empresas