Economía/Empresas.- (Ampliación) ACC Spain estudia presentar un ERE para su planta de Sant Quirze del Vallès (Barcelona)

Actualizado 09/04/2008 21:01:15 CET

BARCELONA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La dirección de la compañía de compresores para la refrigeración ACC Spain --antigua Unidad Hermética-- estudia presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para su planta de Sant Quirze del Vallès (Barcelona) por "la caída de la demanda" ante la coyuntura económica de recesión que afecta tanto a España como al resto de países de la Unión Europea, según explicó la empresa a Europa Press.

UGT de Catalunya afirmó en un comunicado que el ERE, que podría ser efectivo durante la tercera semana de marzo, afectará a unos 437 trabajadores, "la práctica totalidad de la plantilla", según el sindicato.

Para UGT, esta medida es "desproporcionada" y exigió "soluciones negociadas" que apuesten por el futuro de la planta en Sant Quirze y que no supongan "medidas traumáticas" para la plantilla.

El vicepresidente del sector de metal de UGT de Catalunya, Manuel Salgado, explicó a Europa Press que "ahora empieza un periodo de negociación" entre los trabajadores y la dirección. "Esperamos poder llegar a un acuerdo con la empresa que no sea perjudicial para los empleados", afirmó.

En este sentido, señaló que la intención del sindicato es conseguir hacer viable la planta de Sant Quirze y conseguir un acuerdo que "garantice" su actividad más allá de los efectos de la demanda. Recordó que hace dos años, la dirección y los trabajadores ya acordaron un plan de viabilidad para el periodo 2006-2010.

Sobre el contexto económico, Salgado destacó que se trata de una "situación coyuntural" que puede tener solución, por lo que apostó por que la compañía diseñe un plan que asegure el trabajo de la plantilla más allá de la recesión actual.

Por ello, abogó por que la empresa y los sindicatos negocien una salida no traumática, que incluya bajas voluntarias e incentivadas, aunque reconoció que el ERE también afectará a los trabajadores temporales, que suponen cerca del 20% del total de la plantilla de Sant Quirze.

En el peor de los casos, el ERE sería "rotativo", es decir que afectaría a unos nueve trabajadores al mes entre mayo y finales de año, de forma que acabaría por abarcar a casi toda la planta, pero Salgado hizo hincapié en que ese sería "el peor de los escenarios".

Europa Press Comunicados Empresas