(Ampliación) Iberdrola cierra la compra de la distribuidora brasileña Elektro por 1.618 millones

Iberdrola
EP
Actualizado 28/04/2011 11:23:33 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha cerrado la compra de la compañía distribuidora brasileña Elektro por 2.400 millones de dólares (1.618 millones de euros), mediante la cual ratifica su decidida apuesta por seguir creciendo en Brasil, uno de los países clave dentro de su estrategia de expansión internacional, informó este jueves la compañía española.

La compra de Elektro se realizará en efectivo, lo que supone, según Iberdrola, una nueva muestra de su fortaleza financiera y su disposición de liquidez. Además, será positiva para el beneficio por acción desde el primer año.

Gracias a esta adquisición, Iberdrola, que ya contaba en Brasil con el 39% del holding Neoenergiaiii, se convierte en una de las mayores compañías eléctricas del país. Pactada amistosamente con el que era su propietario, AEIiv, la operación se ha materializado tras recibir la pertinente aprobación de los organismos reguladores brasileños.

Elektro, una de las principales suministradoras de electricidad de Brasil, registró un beneficio neto de 193 millones de euros en 2010 y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 370 millones de euros.

Su ámbito de actuación son los Estados de Sao Paulo, donde es la tercera distribuidora, y Mato Grosso, y cuenta con 2,2 millones de clientes a los que suministró más de 11.500 GWh en 2010 a través de una red eléctrica de 105.800 kilómetros.

Iberdrola destacó que la operación encaja "a la perfección" con su actual estrategia, centrada en la expansión internacional en aquellos mercados que cuentan con mayor potencial de crecimiento (como Estados Unidos, Brasil, Reino Unido o México), de cara a seguir diversificando su presencia geográfica, y en el incremento de su exposición a las áreas de negocio regulado, que aporta estabilidad y predictibilidad en los ingresos y bajo riesgo.

En esta línea se enmarcan los últimos movimientos realizados en América por la compañía, que a lo largo de 2010 decidió acometer desinversiones de activos no estratégicos por su actividad o ubicación, como las filiales de gas estadounidenses y los negocios que poseía en Chile y Guatemala, para volcarse en proyectos clave para su futuro como el desarrollo de la nueva red de interconexión eléctrica entre Estados Unidos y Canadá o la compra de la distribuidora brasileña Elektro.

Iberdrola subrayó que esta adquisición refuerza su apuesta por uno de los países con mayor potencial de crecimiento de la región, lo que le permitirá en un futuro, si se presentan oportunidades atractivas de negocio, seguir incrementando su presencia en Brasil, donde está presente desde 1997.

Europa Press Comunicados Empresas