Publicado 14/03/2014 14:45CET

(Ampliación) El Juzgado de lo Mercantil de Vitoria admite la solicitud de concurso de Cegasa

La deuda declarada en el concurso de la sociedad matriz asciende a 117,3 millones

BILBAO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Mercantil de Vitoria ha dictado un auto en el que admite la solicitud de concurso de acreedores presentada por el grupo Cegasa, cuya sociedad matriz tiene una deuda declarada de 117,3 millones. La juez nombra como administrador concursal a Zubizarreta Procedimientos Concursales y como segundo administrador a la Diputación de Álava.

Cegasa presentó la solicitud este pasado martes, después de que el pasado lunes se lo comunicara al comité de empresa. El grupo se declaró, a finales de enero, en preconcurso de acreedores debido a las dificultades económicas por las que atravesaba como consecuencia del impacto de la crisis en su actividad.

Sin embargo, el grupo, que mantiene abiertas las negociaciones para poder vender alguna de sus unidades de negocio, no logró garantizar la financiación del circulante necesaria para continuar con su actividad, lo que le llevó a presentar la solicitud de concurso de acreedores, que ha sido admitida por la juez.

En el auto, al que tuvo acceso Europa Press, se admite la declaración conjunta de varias socialdes del grupo, entre ellas, la matriz (Celaya, Emparanza y Galdós Interncional, S.A.), Electrodomésticos Solac (Vitoria), Cideten Cegasa (Santa Cruz de Tenerife), Garoa (Francia), Cegasa Comercio de Pilhas (Portugal), Cegasa-Celaya, Emparanza y Galdos Internacional (Alemania), Cegasa Italia (Italia) y Elektrogerate Solac Vertrieb GMBH (Alemania).

En el auto, la juez parte de la competencia de su juzgado para conocer del concurso de la sociedad matriz al tener su domicilio social y centro de intereses principales en Vitoria y también considera que es competente en el concurso del resto de sociedades, ya que, pese a su domicilio social, tienen su centro principal de intereses en la misma sede de la matriz, que tiene un "control efectivo y total" sobre todas las demás compañías.

INSOLVENCIA

En la solicitud, el grupo alega que se encuentra en estado de insolvencia actual o inminente y la juez asegura que, de la documentación aportada, se desprende el estado de insolvencia de las solicitantes.

En el auto, indica que la situación de insolvencia actual de la sociedad matriz se ha visto "precipitada en los últimos meses". Según añade, la conjunción de factores endógenos y exógenos, como la situación económica general, de los mercados en los que opera o la caída de ventas en casi un 20% entre 2010 y 2013, obligó a la compañía a plantear a los acreedores financieros un plan destinado a la reestructuración integral de la sociedad, mediante la segregación de ramas de actividad o negocios.

El objetivo era que éstos pudieran ser objeto de venta u ocupados por accionistas que asumieran un "papel transitorio" y que sirviera ello para el mantenimiento de la actividad industrial, el pago a proveedores y "en lo que alcanzara al pago de la deuda financiera".

El auto recuerda que la propuesta, realizada en noviembre, no tuvo repuesta inmediata y primero uno de los bancos y luego el resto de las entidades que conforman el pool bancario cancelaron las operaciones bilaterales de financiación del circulante. Ello, unido a las demoras en el pago a proveedores y las "exigencias cada día mayores de pago al contado, han llevado a la compañía a un "sobreseimiento generalizado de los pagos y consiguiente situación de insolvencia actual".

La juez indica que el resto de sociedades se ven "arrastradas" por la situación de la matriz y no pueden "hacer frente a sus obligaciones", por lo que están en una situación de insolvencia, "si no actual, sí al menos inminente". Tras hacer un repaso por las distintas sociedades concluye que queda "acreditada la situación de insolvencia".

El concurso, que se tramitará por el procedimiento ordinario, tendrá la consideración y carácter de voluntario y, dada "su complejidad", se nombra administrador concursal a la sociedad profesional Zubizarreta Procedimientos Concursal. Además, la juez apunta que el concurso es de "especial trascendencia" a efectos de designación de un segundo administrador concursal y nombra a la Diputación foral de Álava, ya que entre los acreedores con crédito ordinario está la Hacienda foral, a lo que se une la "trascendencia social" del concurso para el Territorio.

En concreto, precisa que solo en el concurso de la matriz el número de trabajadores supera ampliamente los 100, -que es uno de los supuestos para considerar un concurso de especial trascendencia- ya que cuenta con 417 empleados y el importe de la masa pasiva declarada supera los 100 millones de euros -otro de los requisitos-, ya que asciende a 117.306.635,90 euros.

Cegasa, que facturó 124 millones de euros en 2013, venía arrastrando pérdidas desde 2008. El grupo da trabajo a alrededor de 900 personas en sus plantas de Vitoria, Oñati y China, de los que alrededor de 800 trabajan en las fábricas vascas.

Europa Press Comunicados Empresas