Economía/Empresas.- El comité de empresa de Mepamsa en Pamplona rechaza el cierre de la planta

Actualizado 17/01/2007 19:43:30 CET

Exige al Grupo Franke que presente un plan industrial con inversiones para garantizar el futuro de la fábrica y de los 193 trabajadores

PAMPLONA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del comité de empresa de Mepamsa, Luis Soto, advirtió hoy de que los trabajadores "no están dispuestos a negociar nada que no sea la continuidad de los puestos de trabajo" en la planta de Noáin, después de que la multinacional suiza anunciara su decisión de trasladar la fábrica a Zaragoza y poner fin a su actividad en Navarra en el mes de diciembre.

En una reunión que mantuvieron esta mañana los sindicatos y la dirección de Mepamsa, el comité aseguró que "la postura de los sindicatos y los trabajadores es unitaria" y que rechazan negociar una salida para los 193 trabajadores de Mepamsa, alegando que el futuro de la planta es viable.

Por ello, la representación social exigió a la multinacional propietaria de Mepamsa, el Grupo Franke, que presente un plan industrial con inversiones y productos que garanticen la continuidad de la actividad en la fábrica de Noáin. La dirección de Mepamsa pidió un plazo de 48 horas para trasladar la postura sindical al Consejo de Administración del Grupo Franke.

Asimismo, los sindicatos reclamaron al Gobierno de Navarra su implicación para hacer viable un nuevo plan industrial y garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Para defender estas reivindicaciones, más de medio centenar de trabajadores se concentraron a las 16,45 horas frente al departamento de Industria y Trabajo, coincidiendo con la reunión que celebraban a partir de las 17 horas la dirección de Mepamsa y el consejero José Javier Armendáriz.

Mepamsa da empleo actualmente a 193 personas y fabrica equipamientos de cocina. La dirección comunicó ayer que Franke España y Mepamsa se fusionarán y la empresa resultante mantendrá el nombre de Franke España, con sede en Mollet del Vallés (Barcelona). A partir de 2008, sustituirá la planta de Noáin por un centro de operaciones logísticas en Zaragoza, donde cuenta con más infraestructuras.

El presidente del comité de empresa, Luis Soto (UGT), recalcó que "los trabajadores han hecho durante muchos años esfuerzos importantes para mantener la empresa cuanto ha estado en situaciones críticas y los distintos propietarios se han ido siempre de rositas". "Ahora los trabajadores vemos que estamos quedando abocados al paro", lamentó.

El secretario general de la federación del Metal de UGT, Lorenzo Ríos, consideró que los argumentos de eficacia logística que ha esgrimido la empresa para justificar el traslado "son muy endebles" y denunció que la dirección de la multinacional "se ha basado en criterios economicistas sin tener en cuenta a las 193 familias que dependen de Mepamsa".

Lorenzo Ríos, que también participó en la reunión de esta mañana con la dirección, defendió que el Grupo Franke cuenta en Navarra con "una plantilla con experiencia y con mano de obra de especialidad" y explicó que "una empresa no basa su competitividad simplemente en el coste logístico". "Se dan aquí las condiciones necesarias para poder invertir", recalcó.

El dirigente sindical subrayó que el comité de empresa "no va a entrar a negociar un expediente de regulación de empleo" y advirtió de que la propuesta de plan industrial es apoyada por la multinacional, "se estudiarán medidas".