Actualizado 03/02/2009 20:27 CET

Economía/Empresas.- La expropiación de Aerolíneas, principal obstáculo en las relaciones entre Argentina y España

BUENOS AIRES, 3 Feb. (del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El proceso de expropiación de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral al Marsans es el principal obstáculo en las relaciones diplomáticas entre España y Argentina, por lo que será un tema obligado en la reunión que los presidentes de los dos gobiernos, José Luis Rodríguez Zapatero y Cristina Fernández, mantendrán la próxima semana en Madrid.

Las dos empresas, gestionadas actualmente por el Estado argentino, con la aprobación el pasado mes de diciembre de la Cámara de Diputados del país, siguen inmersas en un proceso de nacionalización, cuyo trámite sigue su curso en los tribunales, hasta que el traspaso se haga completamente efectivo.

"El procedimiento ha sido irritante y ha provocado dificultades en las relaciones", aseguró a Europa Press una fuente oficial conocedora de los vínculos entre los dos países.

El grupo Marsans firmó un acuerdo con el Gobierno argentino el pasado mes de julio en el que establecía que si las partes no llegaban a un acuerdo sobre el precio de las dos aerolíneas se acudiría a un tercer tasador. Aunque ambas partes no se pusieron de acuerdo en el valor de ambas empresas, esta posibilidad no llegó a materializarse, por lo que Marsans decidió acudir al CIADI, el tribunal de resolución de controversias, dependiente del Banco Mundial.

De de forma, mientras el Tribunal de Tasación de la Nación estimó un precio negativo de 832 millones de dólares (más de 640 millones de euros) por las dos aerolíneas, Marsans sostenía que el valor de ambas compañías alcanzaba los 400 millones de dólares (309 millones de euros), según un informe del banco Crédit Suisse, cuya tasación tuvo en cuenta el futuro flujo de caja y el valor de la marca de la aerolínea de bandera.

El Gobierno argentino rechazó la tasación presentada por Marsans, pero no se acudió a un auditor independiente, tal y como se había acordado en el acta acuerdo entre el Ejecutivo y el grupo español. "Había un acuerdo para hacer una tercera evaluación y no se hizo", recordó la misma fuente.

CONTINÚA LA NEGOCIACIÓN.

Mientras tanto, el Gobierno que preside Cristina Fernández y Marsans siguen negociando para llegar a un acuerdo. Una de las salidas posibles es que Marsans ceda al Estado argentino parte del contrato que firnó con Airbus para la compra de aviones para el grupo, un tercio de los cuales estaban destinados a Aerolíneas Argentinas y a Austral.

El Gobierno argentino ya inició negociaciones con Airbus, interesado en recibir parte de ese contrato. De lograr un acuerdo beneficioso entre las tres partes, Marsans podría desistir de continuar con la demanda iniciada ante el CIADI.

Por otro lado, otras cuestiones que figuraban en la agenda de los dos países en los últimos años, están en vías de solucionarse, tales como la reclamación de un aumento de tarifas para las empresas de servicios, que han empezado a hacerse efectivas en los últimos meses, mientras que la situación de YPF, ha cambiado drásticamente con la incorporación del grupo local Eskenazi a la compañía controlada por Repsol.

En cuanto a la estatalización de los fondos de jubilación privados, aprobada por el Gobierno argentino en diciembre, y que perjudicó a varios bancos, entre ellos el Banco Francés, controlado por BBVA, las mismas fuentes señalaron que "no es un tema que provoque diferencias" entre los dos países.

Europa Press Comunicados Empresas