Economía/Empresas.- Federación del Vino promueve la implantación de etiquetas de seguridad para luchar contra el fraude

Actualizado 24/02/2009 19:19:32 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española del Vino (FEV), que representa a más de 800 empresas del sector bodeguero español, ha suscrito un convenio de colaboración con el Centro Técnico Operativo del Vino (CTOV) para fomentar la I+D+i en materia de seguridad en el sector, con el fin de luchar contra el fraude, que puede conllevar importantes perjuicios económicos y de imagen en el sector.

Según datos de CTOV, empresa impulsada por una multinacional suiza dedicada a la protección de billetes, documentos de valor y productos de consumo, pese a que el fraude en el sector del vino no alcanza cifras considerables en España, en la última semana se ha identificado una decena de falsificaciones de etiquetas, incluso correspondientes a vinos "modestos", como el de pitarra de Extremadura.

En cualquier caso, los problemas de falsificaciones afectan de forma relevante a algunos grandes importadores, como China, donde el fraude alcanza hasta el 70% de las ventas de vinos de importación.

El secretario general de la FEV, Pau Roca, y el consejero delegado de CTOV, Mariano Rubio, presentaron en rueda de prensa las iniciativas que ofrece esta empresa para garantizar la marca, la trazabilidad y la seguridad del vino, entre las que figura la implantación de una pequeña etiqueta de seguridad en las botellas que tiene "fuerza legal" en caso de fraude.

Se trata de un sello que se imprimirá en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y que presenta un efecto de óptica variable similar a las que utilizan los billetes de banco para su identificación. Asimismo, incorpora un código encriptado que recoge toda la información que quiera la bodega.

Según Rubio, para que este proyecto empresarial sea viable debe ser contratado para el 100% del vino envasado en España, por lo que pretende llegar a los 2.300 millones de botellas que se envasan anualmente en el país.

Para ello, la empresa ha contactado con la FEV, que representa al 70% de los productores españoles, y con las denominaciones de origen, que van a reunir a sus bodegas para divulgar el proyecto. El coste para el bodeguero asciende a tres céntimos de euro por botella.

"Queremos evitar el fraude para tener mejor imagen en el exterior", remarcó la directora técnica del Centro, la enóloga María Isabel Mijares, quien subrayó la creciente "tentación" de imitar productos que tienen prestigio.

500.000 MILLONES DE FRAUDE.

El asesor antifalsificaciones de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y miembro de la Comisión de Tráfico Ilícito del Foro Económico Mundial, Pierre Delval, detalló que el fraude en el ámbito agroalimentario alcanzó en 2008 un total de 500.000 millones de euros.

Delval afirmó que la crisis económica internacional fomentará las falsificaciones en productos de gran consumo y advirtió de la "fragilidad" de los mercados vitivinícolas en este sentido.

Europa Press Comunicados Empresas