Economía/Empresas.- Kirchner pide disculpas al Rey por haberle pedido que mediara con Uruguay en el conflicto de Ence

Actualizado 09/11/2007 18:55:26 CET

SANTIAGO DE CHILE, 9 Nov. (de la enviada especial y la corresponsal de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández y Claudia Riquelme) -

El presidente argentino, Néstor Kirchner, pidió hoy "disculpas" al Rey por haberle pedido, junto al presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, que facilitara el diálogo entre ambos países de cara a superar el conflicto que les enfrenta por la instalación de una planta de celulosa en el lado uruguayo del río Uruguay, frontera natural entre los dos países.

Durante su intervención en la sesión plenaria de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos, lamentó que este tema "bilateral" haya surgido en la Cumbre y dijo haber sentido "incomprensión" en este asunto a pesar del "esfuerzo tremendo" que considera haber realizado.

Las palabras de Kirchner se producen el mismo día en que el Gobierno uruguayo autorizó a la empresa finlandesa de celulosa Botnia para que comience a operar, pese al conflicto con Argentina, que argumenta que las actividades de la empresa contaminarían el Río Uruguay .

Tras destacar que Argentina "valora tremendamente" la relación de Latinoamérica con España "fundamentalmente a partir de la elección del presidente José Luis Rodríguez Zapatero", explicó que precisamente por esta razón "no quería traer el problema a esta cumbre". "Bajo ningún punto de vista quería yo incomodar a ningún jefe de Estado", indicó.

No obstante, Kirchner señaló que Argentina, "a pesar de la incomprensión de algunos", va a creer "siempre" en "el diálogo y la fraternidad", pero "nunca" utilizará "en la política corta de la coyuntura" estos temas. El presidente argentino le dio las "gracias" en nombre de su pueblo a Don Juan Carlos, quien "demostró su capacidad de estadista" al tomar en sus manos "un problema muy difícil, sin ver si iba a perder o ganar, sin ver cuáles eran los costos que tenía".

Kichner destacó también la labor desplegada por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, que calificó de "ejemplar" y justificó esta "acotación" sobre el conflicto con Uruguay por "todas las cosas que se fueron dando en el día de ayer".

En la sesión inaugural de la Cumbre en la noche del jueves, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, manifestó en un discurso público dirigido a Kirchner su deseo de que el río Uruguay les "atraiga a un abrazo fraterno y prolongado" entre los dos pueblos, al tiempo que su Gobierno autorizaba el inicio de las actividades de Botnia.

Fue precisamente en la pasada Cumbre Iberoamericana de Montevideo cuando Kirchner y Vázquez pidieron al Rey que ejerciera una tarea de buenos oficios en el conflicto. Don Juan Carlos aceptó, tras consultar con el Gobierno, y se decidió encargar al embajador español ante la ONU, Juan Antonio Yañez Barnuevo, esa labor de facilitación, que no de mediación, ya que el facilitador no presenta propuestas, sino que se dedica a propiciar el diálogo entre las partes.

Moratinos, se reunió ayer durante casi una hora y de forma conjunta con sus colegas argentino, Jorge Taiana, y uruguayo, Reinaldo Gargano, quienes se comprometieron a mantener el diálogo sobre el conflicto que enfrenta a ambos países por la instalación de una planta de celulosa en el lado uruguayo del río Uruguay, frontera natural entre ambos países, informaron a Europa Press fuentes diplomáticas.

Europa Press Comunicados Empresas