Economía/Empresas.- OHL rechaza quitas para cobrar los 328 millones que le deben las administraciones

Juan Miguel Villar Mir
OHL
Actualizado 29/02/2012 15:22:39 CET

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

OHL rechaza aceptar quita alguna para cobrar la deuda vencida y pendiente de cobro de 328 millones de euros que actualmente le deben las distintas administraciones públicas, según informó el presidente del grupo, Juan Miguel Villar Mir.

Las comunidades autónomas son la Administración que más deuda vencida tiene con OHL, con un importe de 192 millones de euros. Después se sitúa la Administración central, con 101 millones, y los ayuntamientos (35 millones).

"Se trata de una deuda moderada, dentro de las cifras globales del grupo, pero que esperamos cobrar cuanto antes", indicó el presidente de OHL durante la presentación de los resultados de la compañía de 2011.

Villar Mir aseguró que, aunque el monto que le adeuda la Administración "equivale a un Ebitda con recursos", el hecho de que "la mayor parte del Ebitda del grupo se genere en el exterior hace que el impacto de la morosidad de las administraciones en OHL sea menor".

"Es un problema que nos preocupa, pero menos, dado que el grueso de nuestra actividad está fuera de España", añadió el presidente y primer accionista de la compañía de construcción y concesiones.

SALIDA A BOLSA DE CONCESIONES, APARCADA.

Durante la presentación a analistas de las cuentas de OHL, Villar Mir aseguró que el grupo "no contempla en el corto plazo" una eventual salida a Bolsa de OHL concesiones.

La compañía se replanteó la intención inicial de sacar a cotizar esta filial después de que al mercado "no le gustara" esta iniciativa. "Como nos debemos a nuestros accionistas, hemos dejado de pensar en ello", explicó Villar Mir.

Pese a ello, aseguró que OHL Concesiones es ya una sociedad "totalmente independiente" de la matriz. "Está ya preparada para ser más una hermana que una hija de la matriz OHL", indicó.

Villar Mir reiteró que no cobra sueldo alguno por los cargos que ocupa en OHL y apostó por que la retribución a la alta dirección se componga de "sueldos fijos bajos y estímulos altos en función de resultado que genere cada profesional". "Es importante funcionar con austeridad. Muchos de los problemas que tiene hoy el mundo fueron ocasionados por excesos de alegrías", concluyó el empresario.

Europa Press Comunicados Empresas