Actualizado 17/12/2013 22:40 CET

Economía/Empresas.- Prisa comunica la entrada en vigor de los acuerdos de refinanciación de su deuda

Junta de Accionistas de Prisa
EUROPA PRESS

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Prisa ha comunicado, ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la formalización y entrada en vigor de los acuerdos de refinanciación de su deuda aprobados por sus accionistas el martes en la Junta Extraordinaria celebrada en Madrid.

Junto con la refinanciación de la deuda, este miércoles se elevó a público el contrato de financiación adicional suscrito con determinados inversores institucionales por un importe de aproximadamente 353 millones de euros, para cubrir las necesidades de la sociedad en el medio plazo. Estos acuerdos han entrado en vigor este jueves, al haberse cumplido en esta fecha todas las condiciones suspensivas a las que estaban sujetos.

El acuerdo de refinanciación al que Prisa ha llegado con la totalidad de sus acreedores extiende el vencimiento de su actual deuda financiera --cifrada en unos 3.400 millones de euros--, y supone la inyección de nueva línea de financiación de 353 millones de euros.

Concretamente, la financiación se estructura en tres tramos: el primero que comprende la nueva línea de financiación provista por los fondos, con vencimiento a dos años, pero que permite un año adicional de extensión, con una comisión que podrá ser pagada entregando 'warrants' equivalentes al 17 por ciento de las acciones A de Prisa.

Los otros dos tramos, en los que se concentra el grueso de la deuda de Prisa, serán de 647 millones de euros con vencimiento a cinco años y con un interés en efectivo de Euribor de más de 260 puntos básicos, y un tercer tramo de 2.278 millones de euros a seis años, con un interés en efectivo de 10 puntos básicos y un interés PIK del 2,50 por ciento.

El primer hito en este proceso de reducción de deuda se producirá en 2015, cuando la compañía tendrá que reducir su deuda en 900 millones de euros, y un segundo hito en 2016, con una reducción adicional de 600 millones de euros. Por tanto, el acuerdo proporciona 3 años para reducir a través de la venta de activos no estratégicos, el apalancamiento de otros activos o la recompra de deuda a descuento, también prevista en el pacto. Mientras, el plazo de vencimiento de la deuda financiera se extiende en 5 y 6 años.

A cambio, el acuerdo impone "estrictas limitaciones" a la compañía en cuanto a endeudamiento adicional, adquisiciones, inversiones y necesidad de garantías. Así, Prisa entrega una opción a los bancos acreedores para quedarse una parte, en función del grado de incumplimiento, de la participación en Santillana si no se cumplen los hitos de desapalancamiento marcados en el acuerdo.

Europa Press Comunicados Empresas