El vicepresidente de Tecniberia cree que privatizar Ineco o Tragsa tendría dificultades "enormes"

Actualizado 10/11/2011 15:19:14 CET
EUROPA PRESS

Dicen que elevar al inversión pública en ingeniería permitría ahorrar hasta 5.000 millones en obras

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Tecniberia, Pedro Canalejo, ha asegurado que la patronal de la ingeniería no está pidiendo "ninguna privatización" de empresas públicas como Ineco Tifsa o Tragsa y ha advertido de que un proceso de ese tipo conllevaría dificultades "enormes", sobre todo "en un momento como el actual".

En declaraciones a Europa Press, Canalejo ha recalcado que lo que pide Tecniberia es "eliminar la competencia desleal del sector público con el privado", esto no tiene que pasar necesariamente por un proceso de privatización, sino que es una cuestión de "comunicación, de trabajo y de aplicar la inteligencia, que es lo que hace la ingeniería".

En este sentido, ha explicado que están manteniendo conversaciones con el presidente de Ineco Tifsa y la de Tragsa en los que ha encontrado "receptividad y voluntad de buscar soluciones". "Esa es la voluntad de Tecniberia", ha indicado.

Canalejo ha recalcado que es "absolutamente lógico" que el sector público cuente con empresas que le asesoren en su gestión, lo cual es "perfectamente compatible" con la actividad privada, para lo que es necesario que las Administraciones Públicas definan ámbitos de competencia adecuados para evitar "interferencias".

Asimismo, ha destacado la necesidad de encontrar un ámbito de colaboración entre el sector público y el privado para impulsar la internacionalización de las empresas de ingeniería, donde se generarían "sinergias indudables".

Y es que, según los datos de Tecniberia, la oferta de ingeniería excede "notablemente" la demanda del mercado nacional, motivo por el cual las empresas españolas están tratando de buscar en la internacionalización una "vía de escape", aunque por ahora más del 80% de las firmas carecen todavía de actividad exportadora.

"Lo que creemos es que las empresas públicas pueden hacer muchas tareas sin necesidad de competir con proyectos propios de la ingeniería privado", ha incidido Canalejo, quien ha remarcado que hay que hacer que las encomiendas de gestión se atengan a lo que determina la normativa comunitaria y no "enmascaren" la adjudicación de proyectos perfectamente realizables por la incitativa privada.

Canalejo ha indicado que, a tenor de las declaraciones del portavoz de Fomento del PP, Andrés Ayala, "no está fuera de la reflexión" de los 'populares' la privatización de empresas como Ineco Tifsa o Tragsa para y se trata de una "opción contemplada" en su programa electoral. No obstante, ha indicado que "esto puede tener muchos matices".

Tecniberia ha recopilado sus propuestas para el sector en un 'Plan de Desarrollo Estratégico de la Ingeniería', presentado este jueves, y en el que alerta de la "necesidad urgente de apoyar y realizar una reestructuración sectorial que garantice su supervivencia" y minimice los daños empresariales y laborales.

CAÍDA DEL 20% EN LOS INGRESOS

En este sentido, explica que el sector está constituido por unas 3.000 empresas que generan unos ingresos próximos a los 14.000 millones de euros (el 1,16% del PIB nacional) y dan empleo directo a unas 85.000 personas (el 0,47% del total de ocupados en España).

No obstante, en los últimos años se está produciendo una fuerte caída tanto en el número de empresas activas (5%), como en ingresos (19,5%) o en número de trabajadores (7%).

En este sentido, plantea que las empresas necesitan ganar tamaño, aunque en las dificultades y urgencias existentes en la actualidad abocan a lograr este objetivo a través de procesos de concentración sectorial, ya sea con fusiones, adquisiciones, alianzas estratégicas o la constitución de clústers.

PIDEN INVERSIONES DE 1.000 MILLONES ANUALES

Para Tecniberia, el principal apoyo que las administraciones públicas pueden prestar en este proceso es permitirle "ganar tiempo" garantizando una contratación mínima anual en el entorno de los 1.000 millones de euros, inferior a los niveles previos a la crisis, a través de "inversiones razonables".

Asimismo, señala que "con un pequeño aumento de la inversión en los honorarios profesionales" de ingeniería de los estudios y proyectos se ahorraría una "cifra diez veces superior" en incidencias en la construcción, hasta un nivel de 5.000 millones de euros, y se generaría una "biblioteca de proyectos" con estudios de calidad para cuando remita la crisis.

Europa Press Comunicados Empresas