Actualizado 03/05/2020 14:42:25 +00:00 CET

El Gobierno no teme un desorden en la apertura de comercios pese al retraso en publicar la normativa

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa del domingo 3 de mayo de 2020
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa del domingo 3 de mayo de 2020 - MONCLOA

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que el Gobierno no teme que se produzca un desorden en la apertura de los comercios minoristas prevista para este lunes, pese a que todavía no se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la orden ministerial con los detalles concretos.

Así lo ha explicado Illa en la rueda de prensa tras la octava reunión telemática de Pedro Sánchez con los presidentes autonómicos, en la que ha señalado que este tipo de procesos normativos "tienen sus complejidades" que motivan que no hayan podido ser publicados con anterioridad.

No obstante, el titular de Sanidad indicó que el Gobierno ha contado con la "colaboración" de los sectores afectados por las medidas que entrarán en vigor este lunes, en el marco de la fase 0 de la desescalada del estado de alarma por el coronavirus.

"Entiendo la preocupación y las dudas que se puedan suscitar. El Gobierno ha hecho, hará y seguirá haciendo un máximo esfuerzo de comunicación para que todo el mundo pueda conocer los detalles y que esto se pueda llevar a cabo", añadió.

Los comercios de menos de 400 metros cuadrados de superficie podrán abrir desde este lunes sus puertas, como parte de la fase 0 de la desescalada, pero siempre que los clientes tengan cita previa y se garantice una atención individualizadada, con separación física entre las personas.

Además, dichas instalaciones deberán cumplir con unas exigentes medidas de higiene, entre las que destaca que los comercios tendrán que ser higienizados al menos dos veces al día, con una de ellas al final de la jornada. Además, las personas de más de 65 años tendrán un horario de atención preferente, no exclusivo.

Por su parte, los bares y restaurantes también podrán abrir desde este lunes, pero solo para ofrecer servicios de entrega en domicilio o de recogida por parte de los clientes, de forma que no se podrán consumir los alimentos en el establecimiento.

Al igual que los comercios, los establecimientos de restauración también deberán reforzar sus medidas de higiene, de separación interpersonal y tendrán que habilitar un horario de atención preferente para personas mayores, que deberá coincidir con las horas en las que tiene preferencia este colectivo para pasear por la calle, es decir, de 10 a 12 de la mañana, y de 19 a 20 de la tarde.

Europa Press Comunicados Empresas