3 de junio de 2020
 
Publicado 17/02/2014 13:51:33 +01:00CET

La Mesa del Tabaco afirma que la nueva directiva supone una "clara expropiación" de los derechos de marca

Estanco de tabaco
EUROPA PRESS

Avisa de que la competencia entre las marcas se limitará al precio y tendrá efectos en toda la cadena

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Mesa del Tabaco ha afirmado que la nueva directiva sobre productos del tabaco supone una "clara expropiación" de los derechos de marca de los fabricantes, que verán "limitada" su capacidad de comunicación con los consumidores en los puntos de venta.

Así lo ha asegurado este lunes el portavoz de la Mesa del Tabaco, Juan Páramo, que ha recordado que dicha directiva obligará a aumentar el tamaño de las advertencias sobre los riesgos de fumar, que deberán combinar texto e imágenes, hasta cubrir el 65% de la superficie frontal y trasera de los paquetes de cigarrillos, en lugar del 40% actual.

En este sentido, pese a que dicha asociación, en la que están presentes cultivadores, fabricantes y distribución mayorista y minorista, ha descartado emprender acciones legales, cada fabricante podrá hacerlo si considera que se vulnera su derecho de propiedad industrial.

Páramo ha calificado de "desproporcionadas" las medidas que incluye la nueva directiva, que, en su opinión, tiene además un "carácter intervencionista" y no cumple los objetivos previstos por la Comisión Europea, entre ellos, la mejora del mercado interior, la protección de los menores y la disminución del consumo.

"Estos objetivos no se cumplirán, porque se trata de medidas no avaladas por evidencias o estudios científicos", ha señalado Páramo, quien ha destacado que se trata de medidas que ponen de manifiesto "la hiperregulación de la Unión Europea". Dicha directiva está previsto que se apruebe en mayo o junio, para posteriormente transponerla a la directiva nacional en un periodo de dos años.

El portavoz de la Mesa del Tabaco ha advertido de que la entrada en vigor de la nueva directiva sobre productos del tabaco supondrá un empobrecimiento de la cadena de valor, ya que la competencia entre las marcas se limitará al precio, por lo que una eventual reducción del mismo tendrá efecto en toda la cadena.

DESLOCALOIZACION Y AUMENTO DEL CONTRABANDO.

Otras consecuencias serán la deslocalización, ya que los fabricantes buscarán tabaco más barato en otras zonas, lo que pone en peligro el cultivo de tabaco en Extramadura, y el aumento del comercio ilícito, que ha pasado del 4,70% en 2008 al 11,40% en 2013.

La Mesa del Tabaco ha abogado por encontrar un "equilibrio" en la nueva directiva, que proteja la salud de los consumidores y de los menores y defienda un sector que da empleo a 56.000 personas y que es el quinto sector contribuyente a las arcas del Estado.

"Tanto la presión fiscal como la regulación no son las únicas herramientas para lograr los objetivos que persigue la nueva directiva", ha subrayado Páramo, quien ha afirmado en este sentido que subir los impuestos no implica mayor recaudación.

En concreto, el Estado recaudó 9.119 millones de euros a través de impuestos especiales e IVA del tabaco en 2013, lo que representa un descenso del 2,8% respecto a lo embolsado en 2012. Desde 2010, como consecuencia de la caída de ventas, la contribución del tabaco a las arcas públicas ha retrocedido un 7,65%.

Del total recaudado el pasado año, 7.109 millones correspondieron al Impuesto especial sobre las Labores del Tabaco, un 5% menos, y los 2.010 millones restantes al IVA, lo que supone un aumento del 5,3%.

Se trata de la tercera caída anual de los ingresos por impuestos especiales del tabaco, más pronunciada que en 2011 y 2012, en los que se registraron descensos del 4,1% y del 3,94%, respectivamente.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas