Economía/Motor.- Caldera anuncia una comisión de trabajo sobre Delphi y dice que nadie quedará "abandonado a su suerte"

Actualizado 23/02/2007 21:07:03 CET

VALENCIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, anunció hoy en Valencia que el Gobierno central creará "un grupo de trabajo", que estará compuesto por los secretarios generales de Industria y Empleo, Joan Trullén y Antonio González, respectivamente, para "cooperar" con la Junta de Andalucía en la "atención a la situación" de la planta de Delphi en Puerto Real (Cádiz) tras el anuncio de cierre de la compañía, al tiempo que garantizó que "ningún trabajador va a quedar abandonado a su suerte".

Caldera se pronunció en estos términos tras entregar la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo al empresario valenciano del mueble José Picó, a preguntas de los medios por la situación de la factoría gaditana. Así, indicó que la autoridad laboral competente es la Junta de Andalucía, y añadió que ésta contará con la cooperación de dicho grupo de trabajo para "estudiar qué posibles medidas" se pueden "poner en marcha".

Señaló que, a pesar de que la empresa "aparentemente está en mala situación", hay que "estudiar a fondo" el estado en que se encuentra y buscar "posibles alternativas", que se dirijan a "garantizar al máximo el empleo, a intentar impedir la desaparición de la empresa, a intentar mantener una parte de la actividad o en su caso, a no consentir que ningún trabajador quede desprotegido", explicó.

El titular de Trabajo dijo no poder afirmar que dicha factoría no cerrará porque "depende de la empresa", por lo que hizo hincapié en que se deben "buscar soluciones por si éste se produce", como también ocurrió en el sector naval, en el que se pudieron buscar "otras alternativas" y "otros compradores". No obstante, comentó que no tenía "todos los datos" de este caso puntual, que "a partir de hoy" comenzará a estudiar dicho grupo de trabajo.

Finalmente, hizo hincapié en que los trabajadores de la planta de Delphi en Puerto Real "deben sentir la cercanía" tanto de la Junta de Andalucía como del Gobierno estatal, además de que tienen la "garantía de que les vamos a ayudar en todo lo que podamos", agregó. Al respecto, resaltó que España vive "un buen momento de empleo", por lo que, dijo, se aprovecharán "todas las oportunidades" para que "nadie --o el menor número de personas, apostilló-- pierda su empleo, en eso es en lo que nos vamos a comprometer y empezamos a trabajar hoy mismo", concluyó.

Delphi Automotive Systems España informó ayer a los representantes laborales de dicha planta que, después de un "exhaustivo" análisis de la situación financiera, legal y de negocio de esta factoría y "tras intentar encontrar otras alternativas", se ve "obligada" a cerrar la fábrica, dado que ésta incurrió en pérdidas operativas significativas durante los últimos cinco años por un importe total de 150 millones de euros, además de sufrir "altos costes" y ser "incapaz" de atraer nuevos contratos de negocios "de manera competitiva".

A consecuencia de dicho anuncio, más de un centenar de mujeres, la mayoría familiares de los trabajadores de la factoría, protagonizaron hoy una manifestación contra el cierre de ésta, una iniciativa a la que se sumaron de forma espontánea los empleados de la planta portorrealeña de Airbus.

Asimismo, familiares y allegados de los trabajadores volverán a concentrarse mañana, esta vez ante el Ayuntamiento de Puerto Real, una medida que tienen previsto repetir todos los días, lo cual según declaró a Europa Press el delegado de CGT en el comité de empresa, Isidro Jiménez, supone una "inyección de ánimo", quien agregó que es algo que no podrán "agradecérselo lo suficiente".

Europa Press Comunicados Empresas