Actualizado 12/06/2007 20:49 CET

Economía/Motor.- Trabajadores de Bosch viajan a Alemania para protestar contra el cierre de Alcalá de Henares

ALCALÁ DE HENARES (MADRID), 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 200 personas entre trabajadores, familiares y miembros del Comité de Empresa de la factoría de Robert Bosch en Alcalá de Henares, junto con representantes de los sindicatos de CCOO y UGT, se concentrarán el día 18 de junio en la sede central de la empresa, ubicada en la ciudad alemana de Stuttgart, para defender sus puestos de empleo con motivo del anuncio del cierre de la fábrica alcalaína.

El secretario general de CCOO de Madrid, Javier López, que participó esta tarde en un acto celebrado en la Universidad de Alcalá para explicar todos los detalles de este viaje, señaló que en la lucha por la continuidad de la actividad industrial de la planta complutense "es necesaria la ayuda y la colaboración tanto del Ayuntamiento del municipio como del resto de consistorios de la zona y de la propia Administración regional, para evitar el cierre traumático de la factoría".

"Madrid está viviendo una situación preocupante de deslocalizaciones industriales y el traslado de fábricas a otros lugares, por lo que vamos seguir trabajando para que haya una política industrial en la Comunidad que impida que decisiones de la multinacionales se traduzcan en la pérdida de puestos de trabajo y de actividad económica e industrial en la ciudad" , explicó López.

También asistieron al encuentro el Secretario General de CCOO, José María Fidalgo; su homólogo de UGT, Cándido Méndez; y el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, así como los responsables comarcales y representantes de las federaciones del metal de ambos sindicatos y de las secciones de Bosch en Alcalá, junto con miembros del Consistorio complutense.

PARADA EN LYON.

Según declaró a Europa Press el secretario de la Federación de Metal de UGT de Madrid, Javier Gallego, que formará parte de la comitiva, la caravana partirá a las 0.00 horas del viernes 16 desde el municipio alcalaíno y estará compuesta por tres autocares que irán decorados con pancartas.

Así, el sábado, los autobuses harán una parada en Lyon (Francia) para protestar allí con los sindicatos franceses, "que también tienen problemas", y llegar el día 18 a la sede central, "donde se unirán más trabajadores alemanes", dijo Gallego, quien añadió que "no sólo hay conflicto en la planta de Alcalá, sino también en otras fábricas europeas, porque la causante es la política de la multinacional".

Ya en Stuttgart, los trabajadores y sus representantes intentarán reunirse con la dirección de la empresa para abrir vías de solución a la crisis de forma negociada.

El secretario general de Metal Construcción Afines de UGT, Tomás Martínez, dijo que lo que pretende Bosch es continuar sus tareas fuera del país, sobre todo en China o en la India, "para fabricar a un menor coste".

En este sentido, Martínez señaló a Europa Press que entre las medidas que se van a proponer para salvar la fábrica de Alcalá están "el aumento de la producción de los filtros, que daría más trabajo, y también más inversión para la fabricación de nuevos productos, porque la factoría tiene la posibilidad de reconstruirse y modernizarse con una inversión y volver a ser absolutamente competitiva".

Bosch anunció el pasado mes de febrero un programa de reestructuración para la sede de Alcalá de Henares, que cuenta actualmente con 417 trabajadores. El cese de la actividad, previsto para 2009, supone el traslado de 250 puestos de trabajo a la fábrica de Aranjuez, mientras que los trabajadores restantes se quedarían sin empleo.

Europa Press Comunicados Empresas