Actualizado 23/05/2010 15:16 CET

La economía no podrá crear empleo en 2011 si crece un 1,3%

Reuters

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La economía no podrá crear empleo en el año 2011 si crece un 1,3%, la cifra en la que ha situado el Ejecutivo el incremento del PIB después de aprobar las últimas medidas económicas para reducir el déficit público a niveles más cercanos al 3% en 2013.

Según diversos expertos consultados por Europa Press, el nuevo escenario económico es demasiado "modesto" como para poder crear empleo, a pesar de que el Gobierno aún mantiene que el número total de puestos de trabajo crecerá un 0,3% el año que viene.

De hecho, diversos miembros del Ejecutivo han dicho en numerosas ocasiones que en los últimos meses de este mismo año algunos sectores económicos empezarán ya a crear empleos, aunque la tasa global del ejercicio seguirá siendo negativa (-2% según el cuadro macroeconómico).

En concreto, el presidente de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett), Francisco Aranda, declaró a Europa Press que será un "objetivo francamente difícil" crear empleo el año que viene, de modo que la tasa de paro se mantendrá "muy cercana" al 20% si no se llevan a cabo más reformas.

En este sentido, Aranda consideró "urgente" el desarrollo de las reformas estructurales en España y destacó la necesidad de llevar a cabo una reforma del sistema financiero y otra del mercado laboral para hacerlo más "inclusivo".

Además, Aranda alertó de que el crecimiento estimado por el Gobierno para 2011 (1,3%) puede ser finalmente más bajo, lo que hará que España sea uno de los últimos países en volver a crear empleo.

Por su parte, el director del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo, consideró "dudoso y bastante improbable" que la economía pueda crear empleo si acaba creciendo a ese ritmo, a no ser que se apruebe finalmente una reforma laboral que mejore la elasticidad del mercado.

Sin embargo, Izquierdo afirmó que el impacto de las últimas medidas en el PIB es en realidad "mucho menor" del que le imputa el Gobierno y achacó la rebaja de la previsión al 1,3% al exceso de optimismo en el pasado. A su parecer, el Ejecutivo ha aprovechado el ajuste para hacer el cambio en la variable.

EL PELIGRO DE LA DEUDA PÚBLICA.

Desde Fedea, el doctor en Economía Juan Rubio coincidió con Izquierdo en que la rebaja de la cifra de PIB se debe, sobre todo, a una visión pasada demasiado optimista, a pesar de que las iniciativas sí tendrán cierto impacto en el crecimiento.

Consideró también "optimista" que se pueda crear empleo creciendo a un 1,3%, aunque, a su parecer, el verdadero problema son los niveles de deuda pública que alcanzará la economía española de aquí a 15 ó 20 años y sus posibles efectos sobre el crecimiento.

En lo que sí que coincidieron todos es en que las últimas medidas del Gobierno, que incluyen una rebaja salarial para los funcionarios y la congelación de las pensiones en 2011 son "necesarias", pero "insuficientes" y deberían acompañarse de otras reformas más profundas, como la laboral.

Europa Press Comunicados Empresas