Publicado 27/01/2015 20:57CET

Economía.- Sony prevé recortar 1.000 empleos más en su división de telefonía móvil, según 'Nikkei'

TOKIO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La multinacional japonesa Sony tiene previsto suprimir 1.000 empleos más de los previstos en su división de telefonía móvil inteligente, principalmente en Europa y China, un esfuerzo con el que pretende que este negocio vuelva a registrar beneficios, según informa 'Nikkei'.

Según el diario japonés, este nuevo recorte de plantilla se sumaría a los alrededor de 1.000 puestos de trabajo que anunció el pasado mes de octubre que suprimiría, principalmente en su negocio de 'smartphones'.

Tras estas medidas, la plantilla total de esta división de Sony se reducirá alrededor de un 30%, hasta alcanzar los 5.000 trabajadores en el ejercicio fiscal que concluye en marzo de 2016.

La compañía provisionará alrededor de 180.00 millones de yenes (1.344 millones de euros) en su actual ejercicio fiscal por las actividades de telefonía móvil debido a la fuerte competencia que mantiene con los fabricantes chinos. El coste adicional por la reestructuración se estima será de decenas de millones de yenes, que se contabilizarán en el próximo ejercicio fiscal.

Sony calcula que esta división cerrará el año fiscal con una pérdida operativa de en torno a 200.000 millones de yenes (1.493 millones de euros). Aunque es probable que siga registrando 'números rojos' este año, espera que vuelva a ser rentable en el ejercicio fiscal 2016.

El anunció oficial de estos recortes se realizará el próximo 4 de febrero, fecha en la que publicará una nota de prensa y celebrará una conferencia con analistas y medios de comunicación para facilitar información actualizada sobre la situación de la compañía.

Sin embargo, Sony ha presentado una solicitud ante la Agencia de Servicios Financieros de Japón para aplazar al próximo 31 de marzo la publicación de sus cuentas del tercer trimestre, fijada originalmente para el 4 de febrero, como consecuencia de los problemas para elaborar a tiempo sus resultados a raíz del ataque informático sufrido por la compañía a finales de 2014.

Sony explicó que el ataque informático sufrido por Sony Pictures Entertainment (SPE) en noviembre de 2014, que las autoridades estadounidenses han atribuido a Corea del Norte, provocó el cierre completo de la red de la filial por lo que muchas aplicaciones contables no estarán en funcionamiento hasta 2015.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas