Actualizado 12/07/2011 15:24 CET

El litoral valenciano registra el primer crecimiento turístico desde la crisis

Presentación Campaña De Verano De La FEVH
EUROPA PRESS

El turismo en la ciudad sigue cayendo, un 3,62%

VALENCIA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La actividad turística en los establecimientos del litoral de Valencia ha registrado el primer crecimiento desde el inicio de la crisis hace cuatro años, con un 0,98%, aunque el balance global refleja una caída del 0,97% "lastrado por los malos resultados" de la ciudad, con una caída del 3,62%.

Estos son los principales resultados del estudio de perspectivas empresariales de la temporada de verano realizado por la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) realizado a partir de un muestro aleatorio de llamadas telefónicas a 200 empresas de la provincia.

Al respecto, el presidente de la FEHV, Manuel Espinar, en su primera comparecencia de prensa desde que accedió al cargo ha resaltado este "ligero" repunte por primera vez desde que estalló la crisis en 1997, aunque después de estos cuatro años la actividad ha descendido un 20,14%. Además, desde esta federación no se atreven a pronosticar si esta tendencia de crecimiento se mantendrá el próximo año por la variabilidad que supone una situación de crisis.

De lo que sí que se han visto beneficiados es de la situación geopolítica del norte de África ya que "ha reconducido" el turismo al arco mediterráneo y aunque Alicante y la Costa Blanca será donde más se note este incremento en Valencia también se verá el impacto.

De hecho, según este estudio se espera un "importante crecimiento" del turismo extranjero del 80% al pasar del 5% en 2009 y 2010 al 9% de estos momentos, especialmente de italianos, franceses, del Reino Unidos, de países del norte e Europa y de Turquía. Además, destacaron el papel del AVE como enlace de Barajas para acercar al turismo de los extranjeros.

Así, con respecto a la procedencia de los turistas, este verano se espera un cambio de tendencia respecto a años anteriores teniendo en cuenta que crecen el número de veraneantes de la propia provincia que ahora suponen un 60%, frente al 48% de 2009 y 2010, el descenso del turismo nacional a pesar de que mantiene un 31% de visitantes.

En concreto, por destinos el mayor crecimiento es el de Cullera con un 2,33%, seguido de El Perelló, con un 1,13% y Gandia que se mantiene los resultados 2010 con un 0,14%. Sin embargo, Valencia cae un 3,62%.

Al respecto, el director de comunicación, Vicente Pizcueta, explicó estos datos en que aproximadamente del 50% de hostelería no tienen contacto con el turismo ya que son establecimientos de barrio con lo que su recuperación es "más compleja" porque aunque la ciudad sea una de las cinco centros europeos que se han consolidado turísticamente "sigue dependiendo en gran media del consumo interno, que por desgracia no está para muchas alegrías".

MEJORA EN RESTAURANTE, CAÍDA EN BARES.

En ese sentido, el vicepresidente del área turística de la FEHV, José Palacios, ha que indicado que en el gasto medio de los clientes se mantiene el retroceso de años anteriores como consecuencia del "escasos" poder adquisitivo de turismo nacional. Así, se produce una caída del 14,8% del valor de las consumiciones pasando de un gasto medio de 17,95 euros en 2010 a 15,3 euros este año. Sin embargo, hay que distinguir entre el gasto en restaurantes, que pasa de 24,45 euros en 2010 a 25,55 euros este verano, frente al desplome en bares del 11,17 euros a 9 euros este año.

Respecto a la creación de puestos de trabajo un 52% de los empresarios encuestados van a contratar a personal para la campaña de verano frente a un 55% en 2010. El nivel de contratación extra de los establecimientos en los destinos de playa es de dos trabajadores por empresa.

Al respecto, ha explicado que los 300 trabajadores contratos en junio no cubren la demanda necesaria porque los empresarios son "prudentes" y hasta el 15 de julio se han valido de la misma plantilla o refuerzos puntuales los fines de semana mientras que espera que a partir de esta fecha aumenten. Del mismo modo, ha resaltado que algo más de un 35% han acometido reformas para la temporada de verano.

Por otro lado, respecto al acuerdo del Consell y Ministerio de Medio Ambiente para decidir conjuntamente en las concesiones de los chiringuito, Espinar lo considera "positivo" ya que ha advertido de la imagen "negativa" que da que los turísticas en algunos momentos tengan que esperan hasta una hora para encontrar mesa.

Europa Press Comunicados Empresas