Publicado 24/10/2019 13:45CET

El empaquetado del comercio 'online' genera el doble de impacto ambiental que el tradicional

Ihobe presenta recomendaciones para reducir impacto ambiental venta online
Ihobe presenta recomendaciones para reducir impacto ambiental venta online - AECOC

El 80% de ese impacto ambiental generado se puede reducir en la fase de diseño con un modelo adecuado y sostenible para el embalaje

BILBAO, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 80% del impacto ambiental generado por los envases del comercio electrónico se puede reducir en la fase de diseño con un modelo adecuado y sostenible para el embalaje. Asimismo el empaquetado de la venta 'online' genera el doble de impacto ambiental que el comercio tradicional en cuanto a residuos, según las conclusiones recogidas en un informe presentado este jueves en el marco del 34 congreso AECOC del Gran Consumo que tiene lugar en Bilbao.

El estudio ha sido elaborado por la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco, Ihobe; la Organización Medioambiental que promueve la economía circular a través del reciclaje de envases domésticos en España, Ecoembes; y la propia Asociación de Empresas Fabricantes y Distribuidoras de gran consumo, AECOC.

El informe incluye un estudio a modo de sondeo entre los usuarios y consumidores que usan el comercio electrónico y una serie de recomendaciones para optimizar y reducir los envases generados y su impacto medioambiental.

Según ha señalado el director general de Ihobe, Jesús Losada, "el objetivo es llegar a desarrollar un diseño en el comercio electrónico que utilice el menor material posible, garantice la protección del producto y reduzca el impacto ambiental y económico en la cadena de distribución asociada al sistema de la venta online, desde la fabricación al depósito final del paquete utilizado y generado como residuo.

Según ha indicado Losada, "aunque el auge del comercio electrónico es imparable, se hace necesario establecer recomendaciones para reducir los envases generados y fijar nuevas pautas en la logística porque los pedidos de varios artículos generan múltiples envíos simultáneos de productos".

En ese sentido, ha añadido que el reto es "alcanzar a mejorar el envasado de los productos para la venta online porque, de cara a reducir el impacto ambiental y los costes, el ecodiseño es la estrategia clave".

En ese sentido ha incidido en que es "en la fase de diseño de envases y embalajes donde se puede conseguir una mayor tasa de éxito en cuanto a reducir el impacto medioambiental y aumentar el porcentaje de reciclado" porque el 80% de los impactos ambientales generados por un envase "se pueden reducir en la fase de diseño con un modelo adecuado de ese embalaje".

Igualmente, otro objetivo es "llegar a desarrollar un diseño en el comercio electrónico que utilice el menor material posible, garantice la protección del producto y reduzca el impacto ambiental y económico asociado a la cadena de distribución desde su fabricación hasta la puesta final del paquete como residuo".

SIN DOBLES EMPAQUETADOS

Entre las recomendaciones incluidas, el informe aconseja que los paquetes diseñados "deben ser fáciles de abrir, no generar dobles empaquetados o embalajes, evitar daños en los productos y, sobre todo, utilizar materiales reciclables en mayor medida".

Losada ha criticado asimismo el "sobredimensionamiento" existente en los empaquetados, y ha llamado a incrementar el nivel de ocupación y emplear el máximo espacio posible con productos por envío, evitar plásticos y emplear siempre cartón.

El director general de Ihobe ha remarcado que, en todo momento, a la hora de iniciar todo el proceso relacionado con una venta online, "hay que pensar en la fase final e intervenir en el diseño del paquete pensando en el ciclo de vida del envase".

PERCEPCIÓN CONSUMIDOR

El estudio sobre la percepción del envase por parte del consumidor lo ha llevado a cabo AECOC a través de su plataforma AECOC ShopperView. En un contexto en que el e-commerce ha triplicado su facturación en la última década y en que España es el cuarto país de la UE en ventas online, aumenta la demanda, por parte del consumidor, de embalajes más funcionales y sostenibles.

De hecho, según datos de la plataforma de estudio del comprador AECOC Shopperview, el 73% de los consumidores querría ver reducidos al mínimo los embalajes de los pedidos y 7 de cada 10 se muestran preocupados por el impacto en el medioambiente del exceso de packaging.

El informe confirma también que el 43% de los compradores online afirma estar dispuesto a pagar más por materiales más respetuosos con el medioambiente y que incluso a un 52% le gustaría conocer cuál es la huella de carbono (impacto medioambiental) de sus envíos.

El objetivo de estas recomendaciones es ayudar a las empresas que se inicien en la venta online o que quieran mejorar su sistema de embalaje en e-commerce a diseñar y desarrollar packagings que, con la mínima cantidad de material posible, garanticen la protección del producto a lo largo de su cadena de distribución, contribuyendo así a reducir el impacto ambiental y económico asociado al embalaje.

Con ese fin, las tres organizaciones han identificado una serie de oportunidades de mejora en los actuales sistemas de embalaje, considerando clave que éstos faciliten funcionalidades como un alto grado de protección (capaz de soportar compresión, caídas y preservando la integridad del producto; la reducción del impacto medioambiental (facilidad para ser reciclado); su inviolabilidad (que dificulte que el producto sea manipulado o robado), así como facilitar su devolución, "porque permite que el producto sea fácilmente dispuesto de nuevo en el embalaje original para una devolución sencilla y segura".

AUTOMONTABLE

Igualmente, se aconseja que el envase sea automontable (que no requiera de ningún tipo de automatismo que ralentice su montaje) y que cuente con versatilidad dimensional (permite optimizar el espacio interior en función de las dimensiones del producto). También, que se pueda contar con él para un segundo uso con otra función diferente a la del envío.

Otra de las recomendaciónes es pensar en la facilidad de manipulación, incorporando consideraciones ergonómicas que facilitan su manejo o transporte, y también de almacenamiento, de forma que sea fácil de plegar antes y después de su uso.

El trabajo desarrollado por Ihobe, Ecoembes y AECOC cuenta con una ficha de recomendaciones generales útiles para cualquier sector profesional y una serie de fichas adaptadas a las necesidades específicas de los distintos sectores profesionales analizados: grandes superficies multiproducto, sector moda y accesorios, electro, hogar y jardín, perfumería y mensajería/paquetería.

El estudio concluye que un 16,8% de los encuestados opina que el embalaje de sus entregas online era excesivo o que el paquete era demasiado grande para el producto que contenía.

También indica que al 80% de los consumidores les gustaría que los diferentes productos de un mismo pedido llegasen en el mismo embalaje y que un 73% preferiría que redujeran al mínimo los embalajes de los pedidos.

Finalmente, el 57% de los consumidores querría poder escoger también el tipo de embalaje con el que va a recibir su envío, al 73% le gustaría que el material del embalaje exterior fuera de cartón, un 26% tiene en cuenta el tipo de embalaje utilizado para el envío en su decisión de compra por internet, y al 52% le gustaría tener información sobre el impacto medioambiental (huella de carbono) de sus compras online.

Europa Press Comunicados Empresas