5 de abril de 2020
 
Actualizado 25/02/2020 9:00:43 +00:00 CET

Endesa recorta un 88% su beneficio en 2019, hasta 171 millones, tras deterioros de activos por 1.873 millones

Beneficio neto de Endesa hasta 2019
Beneficio neto de Endesa hasta 2019 - EPDATA

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Endesa obtuvo un beneficio neto atribuido de 171 millones de euros en 2019, lo que representa una caída del 87,9% con respecto a los 1.417 millones de euros del ejercicio anterior, tras presentar unos deterioros contables totales en sus activos por 1.873 millones de euros, informó la compañía.

En concreto, la energética ha cargado a los resultados de 2019 un deterioro de 1.469 millones de euros por las centrales de carbón y una nueva dotación por 404 millones de euros por las centrales extrapeninsulares, como consecuencia del cálculo retribución por la actividad de producción de energía eléctrica en los territorios no peninsulares para el periodo 2020-2025, que ha sufrido una disminución significativa en esta retribución regulada.

Así, el grupo ha registrado un impacto en su beneficio neto por un importe total de 1.409 millones de euros correspondiente, de una parte, a la totalidad del valor neto contable de los activos de generación térmica peninsular de carbón (1.105 millones de euros), tras anunciar el fin de la producción en sus centrales de carbón de importación de As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería) ante la ausencia de perspectivas de futuro debido a las condiciones de mercado, y, por otra parte, a los activos en los territorios extrapeninsulares (304 millones de euros).

No obstante, el grupo indicó que este deterioro contable no tiene impacto en el beneficio neto ordinario de la compañía, y, por consiguiente, tampoco en la retribución a los accionistas a través del dividendo.

El beneficio ordinario neto del grupo dirigido por José Bogas alcanzó en 2019 los 1.562 millones de euros, lo que supone un incremento del 3% frente a los 1.511 millones de euros de hace un año.

DIVIDENDO DE 1,475 EUROS, UN 3% MÁS.

El consejo de administración de Endesa acordó en noviembre distribuir a sus accionistas un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2019 por un importe bruto de 0,70 euros por acción cuyo pago, que ha supuesto un desembolso de 741 millones de euros, se hizo efectivo el pasado 2 de enero de 2020.

Igualmente, la propuesta de aplicación del resultado del ejercicio 2019 que presentará el consejo de administración de Endesa para la aprobación de la Junta General de Accionistas será la distribución a sus accionistas de un dividendo total por un importe bruto de 1,475 euros por acción, que supone un incremento del 3% sobre el dividendo con cargo a los resultados de 2018.

Endesa destacó que, teniendo en cuenta el dividendo abonado en 2019 con cargo a los resultados de 2018 y la revalorización del precio de la acción ese año, el retorno para los accionistas es de un 25,3%.

La política de dividendos de la compañía para los ejercicios 2019-2020 establece que el dividendo ordinario por acción que se acuerde repartir con cargo a esos ejercicios será igual al 100% del beneficio ordinario neto. Por ello, estos deterioros contables no tienen impacto en la retribución al accionista a través del dividendo con cargo a los resultados de 2019.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de Endesa el año pasado ascendió a 3.841 millones de euros, con un crecimiento del 6% debido, principalmente a la buena evolución del negocio liberalizado, a la estabilidad del negocio regulado y a la contención de los costes fijos.

Mientras, los ingresos de la compañía energética a lo largo de 2019 alcanzaron los 20.158 millones de euros, prácticamente en línea con los 20.195 millones de euros en el año anterior.

Así, Endesa destacó que cerró el ejercicio "por encima" de los objetivos anunciados al mercado en su plan estratégico, que preveían para 2019 ese beneficio ordinario en torno a los 1.600 millones de euros y un Ebitda de unos 3.800 millones de euros.

Además, el grupo reitera sus objetivos financieros para este 2020, con una estimación de un incremento del beneficio neto ordinario hasta los 1.700 millones de euros y del Ebitda hasta los 3.900 millones de euros.

INCORPORÓ LOS 879 MW 'VERDES' ADJUDICADOS EN LAS SUBASTAS.

En este contexto de descarbonización, Endesa ha incrementado sustancialmente sus inversiones en 2019 en energías renovables (+211%), y se ha convertido en la primera empresa en incorporar al sistema toda la potencia que se le adjudicó en las subastas organizadas por el Gobierno en 2017 (879 MW).

Alrededor de un 70% de las inversiones de desarrollo del grupo el ejercicio pasado han ido a parar a proyectos de generación renovable, lo que ha permitido que el 73% de la generación peninsular y el 59% conjunto de la generación total de Endesa en 2019 ya esté libre de emisiones de CO2.

En este sentido, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, señaló que el grupo "va a liderar la transición energética en España", para lo que está haciendo "un enorme esfuerzo inversor en energías renovables y en digitalización, clave para continuar ofreciendo buenos resultados en un mercado cada vez más complejo".

Asimismo, Bogas destacó que el grupo cuenta en la actualidad con una cartera de nuevos proyectos renovables que asciende a unos 20.000 MW, de los cuales 5.700 MW ya tienen adjudicados puntos de conexión.

Por su parte, el cash flow operativo de Endesa fue 3.181 millones de euros en 2019, un 31% más con respecto al año anterior y récord histórico (desde 2014), debido, principalmente, a los mayores resultados del ejercicio y a la mejora muy relevante del capital circulante.

La deuda financiera neta aumentó en 607 millones de euros a cierre del año pasado frente al 31 de diciembre de 2018, hasta los 6.377 millones de euros, debido, principalmente, al impacto de la entrada en vigor de la NIIF 16, que ha supuesto registrar un incremento de 274 millones de euros; a las inversiones realizadas para el desarrollo de nuevos parques de generación renovable, y al pago del dividendo con cargo a los resultados de 2018, por importe de 1.520 millones de euros. La ratio de deuda neta sobre EBITDA es de 1,7 veces.

LA PRODUCCIÓN PENINSULAR CAE UN 19%.

Por su parte, la producción eléctrica peninsular de la compañía cayó un 19% en 2019, hasta los 49.459 gigavatios hora (GWh) como consecuencia de los descensos en las producciones hidráulica y con carbón, que han registrado caídas del 31% y 72%, respectivamente. La producción de la compañía en los territorios no peninsulares (TNP) fue de 11.943 GWh, con un descenso del 7,1%.

En el conjunto del ejercicio, Endesa ha alcanzado unas cuotas de mercado del 18,3% en generación peninsular, del 44,1% en distribución y del 34,1% en ventas de electricidad a clientes del mercado liberalizado lo que le confirma en conjunto como la empresa líder del sector eléctrico en España. El número de clientes eléctricos en el mercado liberalizado era de 5.827.786 a 31 de diciembre de 2019, con un aumento del 1,8% con respecto del número de clientes existentes a 31 de diciembre de 2018.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas

Lo más leído

  1. 1

    Un fármaco antiparasitario logra matar al coronavirus en 48 horas

  2. 2

    Una madre pone un cartel a sus hijos para que no la interrumpan mientras teletrabaja y se hace viral

  3. 3

    Detenido un hombre en Moratalaz que intentó rajar a varios agentes con dos catanas al grito de "Yo soy Dios"

  4. 4

    Los pedos son desagradables en la Tierra, ¿sabes que en el espacio son peligrosos?

  5. 5

    Sánchez decidirá si amplía el estado de alarma según criterios sanitarios