Publicado 24/11/2020 08:58CET

Enel prevé movilizar unas inversiones por 190.000 millones hasta 2030 para acelerar la transición energética

Francesco Starace, CEO de Enel, en la presentación del plan estratégico 2019
Francesco Starace, CEO de Enel, en la presentación del plan estratégico 2019 - ENEL - Archivo

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El grupo italiano Enel prevé movilizar unas inversiones por 190.000 millones de euros en el periodo 2021-2030 para acelerar la transición energética, acompañada de un crecimiento sostenible y rentable de la compañía para crear valor para sus accionistas a largo plazo.

De esta cifra, la energética, matriz de la española Endesa, invertirá directamente alrededor de 160.000 millones de euros, movilizando los otros 30.000 millones de euros a través de terceros, según ha anunciado la compañía en su Capital Markets Day.

Las renovables serán la gran apuesta del grupo en la próxima década, representando casi la mitad de estas inversiones, con un total de 70.000 millones de euros, para casi triplicar su capacidad hasta los 120 gigavatios (GW); mientras que el 46% del esfuerzo inversor se destinará a Infraestructuras y Redes y el resto al área de Clientes.

En el periodo 2021-2023, el grupo prevé unas inversiones directas de alrededor de 40.000 millones de euros, de los cuales 38.000 millones de euros tendrán por destino el negocio tradicional, denominado 'Ownership', y los 2.000 millones de euros restantes al modelo de negocio para catalizar inversiones en asociación con Enel, llamado 'Stewardship'.

"Con este nuevo plan estratégico estamos marcando un rumbo para los próximos diez años, movilizando inversiones por 190.000 millones de euros para alcanzar nuestros objetivos en una década llena de oportunidades", afirmó el consejero delegado de Enel, Francesco Starace.

En lo que respecta al beneficio neto ordinario para los próximos tres años, Enel apuesta por un incremento medio en el periodo de entre el 8% y el 10% anual, hasta alcanzar los 6.500-6.700 millones de euros en 2023, frente a los 5.000-5.200 millones de euros previstos para este ejercicio.

Asimismo, prevé un resultado bruto de explotación (Ebitda) ordinario en la horquilla de los 20.700 y 21.300 millones de euros en 2023, tras un crecimiento anual medio en el periodo de entre el 5% y el 6%, desde los en torno a 18.000 millones de euros de 2020.

UN CRECIMIENTO DEL 7% ANUAL DEL DIVIDENDO.

En lo que se refiere a su política de dividendos, el grupo plantea un incremento medio anual de en torno al 7% en el periodo 2021-2023 en la retribución a sus accionistas, con un esquema "simple, predecible e interesante", indicó la compañía.

Así, abonará 0,38 euros el año que viene, frente a los 0,35 euros previstos para este año, alcanzando los 0,40 euros en 2022 y los 0,43 euros en 2023.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas