Ercros registró un beneficio neto de 44,9 millones en 2018, un 0,9% más

Ercros registró un beneficio neto de 44,9 millones en 2018, un 0,9% más
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2019 14:39:25CET

La compañía abonará un dividendo de 0,06 euros brutos por acción, un 20% más

BARCELONA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ercros cerró el ejercicio 2018 con un beneficio neto de 44,9 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,9% respecto a los 44,5 millones de 2017, y unos ingresos de 684,8 millones de euros, un 1,3% menos que en el ejercicio anterior.

En rueda de prensa este jueves, el presidente de la compañía, Antoni Zabalza, ha calificado los resultados de muy buenos porque, en sus palabras, significan la consolidación de los niveles récord alcanzados en 2016 y 2017 en un contexto que no ha sido fácil.

"En realidad, es muy bueno para un año como el 2018, donde existía este reto tan importante como el cambio de tecnología", ha razonado, en referencia a la transición del proceso de producción desde la tecnología de mercurio a la de membrana, además del aumento del precio de las materias primas, especialmente de la electricidad.

Ercros destinará el 40% del beneficio a retribuir al accionista con un dividendo de 0,06 euros brutos por acción, lo que significa un aumento del 20% respecto a 2017, y supone un desembolso de 6,5 millones en dividendo y otro de 11,5 millones en la recompra de acciones propias para amortizar.

PRODUCCIÓN

En 2018, la capacidad de producción de cloro con membrana se ha situado en 191.000 toneladas, y en el tercer trimestre de 2019 prevé alcanzar su nivel final de 217.000 toneladas, frente a las 85.000 que producía antes, que iban acompañados de otras 213.450 toneladas al año producidas con tecnología de mercurio.

Pese a alcanzar un volumen inferior a las producidas con ambas tecnologías (298.450), Zabalza ha explicado que se trata de una decisión estratégica de la empresa, ya que la tecnología de membrana es más eficiente: "La capacidad de utilización va a ser mucho más alta, así que el nivel de producción efectiva va a ser similar".

Ercros facturó 639,5 millones de euros, un 0,4% inferior a 2017, con un 47% de los cuales procedentes del extranjero, mientras que los gastos fueron de 621,9 millones de euros, similares a los de 2017, que alcanzaron los 619,7 millones.

REESTRUCTURACIÓN

Los gastos de personal fueron de 79,9 millones de euros, un 4,2% inferiores a los del ejercicio anterior debido a la reducción de plantilla llevada a cabo por el ERO asociado al cierre de las plantas de tecnología de mercurio, lo que ha supuesto que en 2018 la compañía tuviera una plantilla media de 1.290 personas, 82 efectivos menos que el ejercicio anterior.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 62,9 millones de euros en 2018, 11,4 millones por debajo del registrado en 2017, algo que Zabalza ha atribuido a la configuración temporal de las reversiones y dotaciones de provisiones --fueron superiores estas últimas-- y a la devaluación del dólar.

En 2018 se ejecutaron inversiones por importe de 31,7 millones de euros, frente a los 44,67 millones en 2017, de los cuales 23,7 millones correspondieron a actuaciones del Plan Act, previsto para el periodo 2016-2020, y del que ya se han ejecutado las actuaciones más relevantes.

La deuda financiera neta aumentó hasta los 107,3 millones de euros en 2018, frente a los 89,3 millones de 2017, debido a inversiones de 42 millones en términos de caja y una retribución al accionista de 19,7 millones.

PREVISIÓN

Zabalza ha puesto énfasis en la ampliación de la capacidad de la compañía, algo que cree que va a trasladarse en mayores ventas y márgenes superiores pese a las incertidumbres a nivel macroeconómico, como la desaceleración del crecimiento del PIB, el Brexit y la tensión comercial entre Estados Unidos y China.

Además, el directivo ha afirmado que en 2019 la firma invertirá "un poco menos", año en el que también prevé aumentar su deuda, y que, una vez finalizado el Plan Act, afrontará "el reto de la diversificación".

"El Plan Act finalizará en 2020, nuestra prioridad esencial es maximizar el rendimiento de estas nuevas inversiones y de la nueva configuración industrial de la compañía", ha aseverado.

Preguntado por el proceso de descontaminación de su planta en Flix (Tarragona), la compañía ha explicado que terminará en 2022 y que ya se han realizado pagos de desmantelamiento de las plantas asociadas a la tecnología de mercurio.

Europa Press Comunicados Empresas