29 de marzo de 2020
 
Actualizado 23/04/2012 20:39:27 CET

España pide a Argentina una compensación por la expropiación de YPF

LUXEMBURGO, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha instado al Gobierno argentino a negociar con España el precio para compensar la expropiación de YPF y evitar así resolver el conflicto en el tribunal de arbitraje internacional, después de que el viceministro de Economía Alex Kicillof, haya reconocido que Buenos Aires "estaba abierto a una negociación" sobre la compensación entre las dos partes y que la cifra propuesta en un primer momento no es "necesariamente firme".

"Si hay un acuerdo (sobre el precio) evidentemente no creo que (Repsol) siga ejerciendo una acción en el CIADI", ha explicado el jefe de la diplomacia española en rueda de prensa, en alusión al Tribunal de Arbitraje Internacional dependiente del Banco Mundial, tras defender que la expropiación debe hacerse en todo caso "de acuerdo con los procedimientos legales y pagando el precio justo".

Si Madrid y Buenos Aires llegan a un acuerdo sobre el precio de la tasación, el Gobierno español "también levantaría el pie del acelerador" en algunas de las propuestas que ha pedido estudiar a sus socios europeos para responder a la expropiación de Repsol, aunque ha insistido en que el Ejecutivo todavía espera la respuesta a la misiva que le envió para concretar la creación de las mesas de trabajo pactadas para resolver el contencioso.

García-Margallo ha defendido ante el resto de socios europeos este lunes "activar todas las reclamaciones en materia comercial que tiene la Unión Europea" contra Argentina ante la Organización Mundial del Comercio tras la expropiación de YPF y que la UE estudie "la exclusión" de Argentina del sistema generalizado de preferencias (SGP) comunitario que permite la entrada de exportaciones argentinas al mercado comunitario en situación más ventajosa antes de su vencimiento "natural" en 2014.

En tercer lugar, el ministro ha "sugerido" una reflexión en el seno de los Veintisiete para determinar "si es posible o no seguir impulsando las negociaciones con Mercosur" como bloque o se puede avanzar con Brasil, Uruguay y Paraguay para "desbloquear" la negociación y evitar que "toda la flota quede paralizada". "Es algo que tenemos que estudiar nosotros y los países del Mercosur", ha explicado, insistiendo en que no se ha decidido todavía.

Margallo, que ha saludado el apoyo que ha constatado entre socios europeos, incluido Reino Unido, ha recordado que la UE ya aceptó negociar por separado acuerdos comerciales con Perú y Colombia cuando se constataron "dificultades" para negociar un acuerdo regional con el conjunto de la comunidad andina, que incluyera también a Ecuador y Bolivia.

DIFÍCIL PONER PLAZO LÍMITE A BUENOS AIRES

El jefe de la diplomacia española ha reconocido que es "muy difícil" establecer "plazos cerrados" como fecha límite para que las partes lleguen a un acuerdo "negociado" sobre la tasación, pero ha insistido en que el Gobierno ha intentado negociar "hasta la saciedad" y "desde el primer momento", insistiendo en que "el coche de trenes se producirá" en los tribunales si defienden "un precio ridículo". "No depende de nosotros", ha advertido.

En cualquier caso, el Gobierno español "apoyará" las reclamaciones de Repsol en el CIADI, al que podrá reclamar "seis meses después" de plantear una demanda ante una instancia judicial en Argentina. Aunque el ministro se ha mostrado confiado en que una demanda ante este tribunal de arbitraje "se va a ganar" porque, en su opinión, existe "una jurisprudencia suficientemente clara" a favor de los intereses de la petrolera española, tendría "escasas" posibilidad de éxito en la práctica teniendo en cuenta el "récord de incumplimientos" de estos laudos por parte de Argentina.

García-Margallo ha reiterado que el Gobierno español no discute "la soberanía energética de Argentina" pero ha rechazado expropiaciones "a precio de saldo" como pretenden en su opinión tras forzar la caída del 60% del valor de las acciones en YPF.

CONFÍA EN SUPERAR EL BACHE CON ARGENTINA

El jefe de la diplomacia española ha dejado claro que las medidas de respuesta pretenden "que Argentina encuentre un interés en llegar a un acuerdo dialogado y negociado con España sobre la tasación" y evitar "quedarse aislada del mundo" y "fuera de la economía mundial". "Estamos deseando superar este bache", ha admitido el ministro.

El ministro, que ha explicado que la Comisión Europea ya ha creado varios grupos de trabajo para analizar las posibles medidas de respuesta que se examinarán en los próximos "meses", ha explicado a sus homólogos los detalles de la expropiación que, ha insistido, "afecta a toda la comunidad internacional" porque rompe "los principios de seguridad jurídica" de las inversiones en terceros países.

García-Margallo les ha reconocido que "probablemente se debe a una situación muy delicada de la economía argentina" tras el aumento masivo de la evasión de capitales en el último año y el déficit comercial y energético registrados en el país, aspectos que han provocado "unas necesidades de financiación" que Argentina debe cubrir de forma "urgente" y "a corto plazo", como ocurrió cuando Buenos Aires privatizó YPF en 1992, ha criticado.

A su juicio, ni Argentina ni la familia Eskenazi, socio de Repsol hasta ahora en PYF, tienen recursos para hacer frente a vencimientos de deuda de YPF por valor de 1.600 millones de euros y tampoco para explotar el yacimiento de gas de Vaca Muerta que requeriría unos 20.000 millones de dólares, lo que hace "presumir" al Gobierno español que buscan "probablemente" un socio extranjero para adquirir la parte expropiada de YPF. Ello implicaría "que no produce una nacionalización sino una sustitución", es decir, "una expropiación discrecional" y "absolutamente contraria al derecho".

POSTURA DE LA UE

Por su parte, la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, ha confirmado al término de la reunión que Bruselas seguirá examinando los instrumentos jurídicos disponibles para aclarar qué respuesta puede dar la Unión Europea a la acción de Argentina.

"La Comisión Europea está viendo qué más se puede hacer", ha explicado en rueda de prensa la jefa de la diplomacia europea, tras recordar que la semana pasada se suspendieron dos reuniones técnicas de interés comercial que la UE iba a mantener en Buenos Aires.

La Unión Europea mantiene su preocupación por las medidas proteccionistas del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, ha añadido Ashton, y los Estados miembros han transmitido su "apoyo" a España tras escuchar a García Margallo en Luxemburgo.

Europa Press Comunicados Empresas