Publicado 22/03/2017 18:08CET

Ferrovial y Sacyr se disputan una nueva autopista en Colombia por 473 millones

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Sacyr y Ferrovial se disputan el contrato de reconstrucción y posterior explotación de una nueva autopista en Colombia, la Cúcuta-Pamplona, un proyecto ubicado al Norte del país estimado en 1.500 millones de pesos colombianos (unos 473 millones de euros).

Los dos grupos reforzarían su presencia en este mercado concesional y en el plan de autopistas del país en caso de lograr el contrato, dado que la compañía que preside Rafael del Pino ya se ha hecho con una vía de este programa, y el presidido por Manuel Manrique, con tres.

Ferrovial, a través de Cintra, y Sacyr Concesiones Colombia son dos de las tres compañías que han presentado oferta para competir por la nueva autopista en liza, según informa la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) colombiana.

La compañía controlada por la familia del Pino puja por la vía en consorcio con la firma israelí Shinkun, mientras que Sacyr lo hace en solitario. Los dos grupos con sello español pujan a su vez con un consorcio de firmas locales.

La autopista es la que unirá la Cúcuta, capital del departamento de Norte Santander, situado al Norte del país, con la ciudad de Pamplona, al Sur de este Departamento.

Se trata de una infraestructura "clave" para conectar Cúcuta con el resto del país, según ANI, firma pública promotora de la vía.

El contrato abarca la construcción de un nuevo trazado de autopista de 62 kilómetros de longitud, de los que 42,2 kilómetros serán para añadir una segundo carril. Además, contempla obras de rehabilitación en otros 63,05 kilómetros.

SELLO ESPAÑOL EN EL PLAN DE COLOMBIA.

En el supuesto de alzarse con la autopista, Ferrovial la sumaría a la que ya se adjudicó el pasado año dentro del plan de vías de pago de Colombia. Se trata de la Bucaramanga-Barrancaberneja-Yondó, un proyecto de 152 kilómetros de longitud y que supone una inversión de 811 millones de euros.

Para Sacyr sería la cuarta autopista, dado que ya se ha hecho con tres, la Pasto-Rumichaca, el Corredor 5 y la Autopista del Mar.

Además, reforzarían el peso español en el plan de autopistas de Colombia, dado que además de estas compañías, también han logrado contratos ACS y OHL, que han conseguido una vía cada uno, y el Grupo Ortíz, que ha conseguido dos.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas