. La Generalitat contratará vigilantes para evitar la ocupación de 150 viviendas vacías
Actualizado 09/02/2013 12:45

La Generalitat contratará vigilantes para evitar la ocupación de 150 viviendas vacías

Promueve la información sobre pisos protegidos entre desahuciados

BARCELONA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de la Vivienda de la Generalitat contratará vigilantes para evitar la ocupación de unas 150 viviendas protegidas en Cataluña, tras sacar este enero a concurso el servicio por 235.950 euros, y promoverá la información sobre pisos protegidos entre las personas que han perdido su hogar por impago de la hipoteca o el alquiler.

El director de la Agencia, Jaume Fornt, ha explicado a Europa Press que este servicio de vigilancia se centrará en las zonas de más riesgo, en su mayoría en el área metropolitana, aunque no han detectado un "incremento exponencial" de las ocupaciones porque hay una rotación de inquilinos.

La adjudicataria del concurso público de vigilancia deberá aportar un vigilante de seguridad todos los días del año y durante las 24 horas para inspeccionar las viviendas que la Agencia le indique con una periodicidad diaria --en el área metropolitana-- o semanal --en algunos inmuebles de otros puntos del territorio--.

"Es un sistema que nos permite ir cambiando --las viviendas a inspeccionar-- en función de los lugares que tienen más problemática, y permite tener más controlado el parque" de viviendas por un coste mucho menor que los vigilantes fijos, ha detallado.

El aumento de los pisos protegidos vacíos hasta los 1.573, frente a los 800 del año anterior --lo que el Govern atribuye al retorno de los jóvenes a casa de sus padres--, no supone un incremento notable en el gasto de vigilancia, pero sí en los costes de adecuación de las viviendas para volverlas a adjudicar: "Esto es lo que provoca que haya mucha más rotación".

Fornt ha reivindicado el plan de choque de la Generalitat puesto en marcha en 2011 para adjudicar las viviendas lo más rápido posible, aunque "si no hay demanda es un problema", en referencia a las zonas con mucho 'stock' o alejadas del área metropolitana, que en diversos casos son rechazadas incluso por personas que han perdido su vivienda habitual por impago.

No obstante, ha señalado que estos pisos suponen una posible alternativa para los afectados: "Lo estamos incorporando en nuestros procesos de información porque son viviendas que tenemos fácilmente disponibles", ofreciendo una entrada inmediata y alquileres baratos.

En cuanto a los inmuebles del 'banco malo', ha reclamado que se ceda una parte a la autonomías para fines sociales, pero en zonas donde haya "una fuerte demanda social, que es donde se necesitan las viviendas".

CONDICIONES DE CONTRATACIÓN

El documento de contratación del servicio de vigilancia, consultado por Europa Press, detalla que "en caso de encontrar alguna vivienda ocupada, se actuará de inmediato según el protocolo establecido", que pasa por comunicarlo a los técnicos de la Agencia y llamar al 112 para que acudan los Mossos y realicen el desalojo.

Las inspecciones serán las que pueda realizar un vigilante con vehículo durante una jornada de 24 horas, con un vehículo rotulado con localizador de GPS y con un control de las rondas que se emitirá cada día a la Generalitat, informando sobre posibles incidencias.

Las empresas pueden presentar ofertas hasta el 18 de febrero para optar a este contrato de un año, y la Agencia se reserva el derecho a no agotar el presupuesto, por lo que el contratista sólo tendrá derecho a cobrar los días trabajados, sin indemnizaciones por que la cifra ejecutada sea inferior al presupuesto asignado en este contrato.