Actualizado 03/12/2010 15:59 CET

El Gobierno aprueba el nuevo modelo de gestión aeroportuaria para AENA

Aeropuerto de San Pablo
EP

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el nuevo marco legal para la modernización y liberalización de la gestión de los 47 aeropuertos que integran la red de AENA, mediante su inclusión en un Real Decreto-Ley, que habilita al Gobierno a crear antes del 28 de febrero una nueva sociedad mercantil, denominada Aena Aeropuertos, en la que se dará entrada hasta un 49% al capital privado.

Dicha sociedad, que conservará siempre la mayoría del capital, asumirá el conjunto de funciones y obligaciones de la actual AENA en materia de gestión y explotación de los recintos aeroportuarios, si bien ésta seguirá ejerciendo las competencias estatales en materia de Navegación Aérea, en el marco establecido por la Ley 9/2010 de tránsito aéreo del 14 de abril.

Según anunció el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para la gestión individualizada de algunos aeropuertos se sacará a concurso la concesión de los servicios aeroportuarios, fórmula que se aplicará en principio a Madrid-Barajas y a Barcelona-El Prat, los principales de la red, que ya han despertado el interés de posibles concesionarias.

En la rueda posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta económica y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó que las comunidades autónomas van a participar en el diseño de este proceso, que con la creación de una nueva compañía que se privatizará parcialmente, da hoy "sus primeros pasos".

En esta línea, insistió en que participarán en todas las políticas urbanísticas y de desarrollo a través de los Comités de Coordinación que se creen en cada comunidad autónoma y en todos los aspectos que éstos aborden y en los aeropuertos concesionados se prevé la creación de un "órgano de impulso y seguimiento" en el que estarán representadas comunidades e incluso municipios del entorno.

"En cualquier caso su papel será determinante", aseguró Salgado, para añadir que "el modelo de gestión aeropuerto por aeropuerto no está aún definido".

Bajo el régimen de concesión, la empresa que logre la licitación asumirá la gestión del aeropuerto a "su riesgo y ventura", mientras que la otra vía establecida es la creación de sociedades filiales de Aena Aeropuertos específicas para determinados aeródromos.

Según destacó el Ministerio de Fomento, la nueva norma introducirá "más transparencia, más eficiencia y más competencia en el sistema aeroportuario", cumpliendo con el compromiso del ministro José Blanco de presentar un nuevo modelo aeroportuario antes de que finalice el año.

"Con el nuevo modelo Aena estará en mejores condiciones para mejorar su posición en el sector y lograr el liderazgo mundial en la gestión de aeropuertos", subrayó el Departamento que dirige Blanco, que insistió en que "la garantía de la seguridad y continuidad en la prestación del servicio" saldrá reforzada.

La nueva norma consiste en transformar el sistema aeroportuario actual, que desde 1990 gestiona AENA, para abrirlo a nuevas formas de gestión desentralizada y a la colaboración del sector privado, bajo tres fórmulas.

Así, habrá aeropuertos gestionados directamente por Aena Aeropuertos, otros gestionados por el sector privado mediante concesión a través de concurso público como Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat --fórmula que podría extenderse a otros aeropuertos en función del interés suscitado-- y aquellos que se gestionarán a través de filiales específicas de esta sociedad, de las que AENA conservará la mayoría.

LA NUEVA AENA.

El régimen jurídico de la nueva Aena Aeropuertos será el previsto en la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, aunque mantendrá la misma consideración que la entidad pública a la que sustituye en materia de contratación, expropiaciones y ejecución de obras de interés general.

De esta forma, subrogará todos los contratos laborales del personal adscrito a las actividades aeroportuarias de AENA, que continuarán rigiéndose por los convenios colectivos vigentes respetando los derechos consolidados, quedando excluidos, por tanto, los controladores vinculados a la división de Navegación Aérea del ente.

Asimismo, la nueva sociedad ostentará todos los bienes patrimoniales hasta ahora de AENA, salvo los referidos a los servicios de Navegación Aérea como los centros de control, que pasarán a ser bienes de carácter público a tener carácter patrimonial.

Para ello, se encomienda al Ministerio de Economía y Hacienda la realización de las "actuaciones necesarias" para proceder al cambio de naturaleza y su integración en la nueva sociedad, a la que se le impondrá la obligación de ceder, en los recintos que gestione, los espacios para la prestación del resto de servicios públicos que no son propiamente aeroportuarios (aduanas, policía, sanidad, etc...).

FUTURAS LICITACIONES.

Los candidatos a la concesión será seleccionados por Aena Aeropuertos de acuerdo con los procedimientos de licitación pública previstos en la Ley 31/2007, a los que se les atribuirán las mismas facultades que a la nueva sociedad en cuanto a las expropiaciones y ejecución de nuevas infraestructuras y se les impondrá la obligación de subrogación respecto al personal destinado en los aeropuertos objeto de licitación.

Por otro lado, el Real Decreto-Ley creará un Comité de Coordinación Aeroportuaria en cada una de las 17 comunidades autónomas, como órganos de cooperación entre la Administración del Estado, los Gobiernos autonómicos. Dichos comités tendrán las funciones de informar y asesorar en aquellas materias en que confluyen las competencias propias de ambas administraciones.

En el caso de los aeropuertos concesionados, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, se prevé la posibilidad de crear un "órgano de impulso y seguimiento" en el que además del gestor aeroportuario, la concesionaria en cada caso, participen la Administración del Estado, los Gobiernos autonómicos y, en su caso, los municipios del entorno.

La nueva regulación contempla además la aprobación mediante Real Decreto de las reglas relativas a las funciones de coordinación de las franjas horarias, hasta ahora desempeñadas por AENA, y que en el nuevo modelo las llevará a cabo un órgano independiente. Además, se regula el régimen fiscal al que quedará sometido la constitución de la nueva sociedad Aena Aeropuertos.

CALENDARIO.

Una vez constituida Aena Aeropuertos, en febrero de 2011, se abrirá un cuaderno de ventas para la búsqueda de los posibles inversores. El Gobierno calcula que la venta del 49% de AENA supondrá unos ingresos de al menos 9.000 millones de euros, aunque la cifra definitiva la marcará el mercado cuando culmine todo el proceso, que se prevé finalice antes de que acabe la legislatura en marzo de 2012.

De esta forma, antes de un año se cambiará la naturaleza de los bienes integrantes de los recintos aeroportuarios gestionados por el ente y su integración en el patrimonio de la nueva sociedad, y en el transcurso de 2011 se crearán los comités de coordinación en cada comunidad autónoma.

Finalmente, el próximo año se elaborarán los pliegos generales de las futuras concesiones y se prevé que las sociedades filiales de Aena Aeropuertos se constituyan en el primer semestre de 2012.

Europa Press Comunicados Empresas