Grifols asegura que podrá satisfacer los vencimientos de deuda de 2025 tras venta de SRAAS por 1.600 millones

Archivo - Sede de Grifols en Sant Cugat del Vallès (Barcelona)
Archivo - Sede de Grifols en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) - David Zorrakino - Europa Press - Archivo
Publicado: jueves, 27 junio 2024 19:15

Recuerda que Scranton es una "entidad separada" que no se consolida en sus cuentas

BARCELONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Grifols ha asegurado que podrá satisfacer los vencimientos de deuda que tienen en 2025 con los 1.600 millones de euros ingresados con la venta del 20% de Shanghai Raas (SRAAS), importe que ya ha ingresado y que se destinará completamente al pago de la deuda que caduca en 2025 y 2027, según ha informado en un comunicado dirigido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este jueves.

"En consecuencia, la empresa pagará totalmente los vencimientos de deuda de 2025, sin tener ningún vencimiento adicional hasta 2027", ha asegurado la empresa, que afirmado además que mantiene una "sólida posición de liquidez", con más de 2.400 millones de euros a cierre de junio.

Asimismo, ha dicho que las estimaciones de ratio de deuda a cierre de junio tras la venta de Shanghai Raas son de 5,4x , frente a las 6,8x registrada en marzo.

El flujo de caja libre del segundo trimestre se espera que sea positivo, manteniendo el 'guidance' de alcanzar un flujo de caja libre de cinco millones a cierre del ejercicio, que incluye 480 millones extraordinarios.

SCRANTON

Tras la publicación este jueves en 'El Confidencial' en la que señalaba que CaixaBank, BBVA y Sabadell han rechazado refinanciar su parte del crédito de 400 millones de euros de deuda con vencimiento inmediato de Scranton Entreprises BV, Grifols ha recordado que Scranton es una "entidad separada" que no se consolida en sus cuentas.

Scranton es el 'family office' con el que la familia Grifols afianza su control del capital de la multinacional catalana.

Según el diario, CaixaBank, el principal acreedor, con casi 70 millones prestados, "se ha opuesto a alargar hasta 2029 el pasivo de los Grifols", dado que la entidad dirigida por Gonzalo Gortázar "no ha aceptado la propuesta de los empresarios, que habían solicitado extender cinco años el crédito de 400 millones con amortización total a la finalización del mismo, es decir, con la modalidad tipo 'bullet'".

Asimismo, BBVA y Banco Sabadell, que le concedieron 20 y 40 millones de euros, en cada caso, tampoco han aceptado, según apuntan las mismas fuentes.

No obstante, algunas entidades internacionales sí estaban por la labor de extender el vencimiento de esta deuda, pero la negativa de CaixaBank y Banco Sabadell, y "las dudas de BBVA han hecho imposible la renovación".

Las acciones de Grifols han liderado este jueves los descensos en el Ibex 35 al desplomarse un 12,22%, hasta situar su precio unitario en 7,97 euros, después de las últimas actualizaciones del 'rating' de la compañía catalana realizadas por las agencias de calificación crediticia Moody's y Fitch.

Así, la compañía de hemoderivados ha borrado la recuperación parcial que había ido construyendo en Bolsa en los meses de primavera y ha cerrado con el precio de su acción por debajo de los 8 euros por vez primera desde marzo.

Con el resultado de este jueves, la compañía acumula una depreciación bursátil en lo que va de año del 48%, en tanto que la capitalización se ha situado en los 4.685 millones de euros, lejos de los casi 10.000 millones con los que despidió 2023.

Respecto al 'rating' de Grifols, Fitch Ratings ha revisado la perspectiva de la calificación crediticia a largo plazo de la firma catalana, de negativa a estable, y lo ha confirmado en 'B+', mientras que Moody's lo rebajó ayer a 'B3' desde 'B2'.

Contador

Leer más acerca de: