Actualizado 17/11/2021 12:18 CET

Grifols y GIC logran las autorizaciones para su acuerdo estratégico de 1.000 millones de dólares

Archivo -  Grifols
Archivo - Grifols - GRIFOLS - Archivo

El fondo soberano de Singapur se quedará con una participación minoritaria en Biomat USA

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Grifols y el fondo soberano de Singapur (GIC) han obtenido todas las autorizaciones regulatorias necesarias para cerrar el acuerdo estratégico que anunciaron en junio, según ha informado este miércoles la compañía, que ha indicado que entre dichas autorizaciones destaca la aprobación del Comité para el Control de las Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS).

En virtud de este acuerdo, GIC realizará una inversión de unos 1.000 millones de dólares (unos 883,8 millones de euros) en Biomat USA, filial estadounidense 100% propiedad de Grifols, convirtiéndose en un inversor estratégico para Grifols.

El fondo soberano de Singapur se quedará con una participación minoritaria en Biomat USA mediante la adquisición de acciones preferentes sin derecho a voto de nueva emisión.

Grifols seguirá controlando todos los aspectos relacionados con la gestión de Biomat y la operativa de los 300 centros de obtención de plasma que conforman su red en Estados Unidos.

Por lo tanto, todo el plasma recogido seguirá siendo suministrado a Grifols para la producción de medicamentos plasmáticos mediante un contrato a largo plazo.

Los fondos obtenidos por Grifols en el marco de esta operación se utilizarán en su totalidad para amortizar deuda.

En concreto, GIC recibirá un total de diez acciones ordinarias de la Clase B de Biomat y nueve acciones ordinarias de la Clase B de una sociedad subholding de nueva creación, las cuales representarán directa e indirectamente un total del 23,8% del capital social de Biomat.

El director financiero de Girfols, Alfredo Arroyo, ha sostenido que están "muy satisfechos" de haber superado todos los requisitos regulatorios necesarios para poder cerrar esta transacción estratégica.

"Pone de manifiesto la confianza de un fondo tan solvente como GIC en nuestro modelo de negocio. Seguimos avanzando y todos los recursos obtenidos se destinarán a amortizar deuda para cumplir con los compromisos adquiridos", ha sostenido.

Grifols ha contado en esta operación con el asesoramiento legal de Osborne Clarke y Proskauer Rose, y con Nomura Securities International como asesor financiero, mientras que GIC ha contado con Dechert como asesor legal.

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas