Actualizado 30/05/2003 19:09 CET

El Grupo Agbar se declara "abierto" a posibles fusiones porque sería "muy útil" para su expansión

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS)

El Grupo Aguas de Barcelona (Agbar), una de las empresas de servicios

más importantes de España, controlada por "La Caixa" y la francesa

Suez, expresó hoy su disposición a estudiar un posible proceso de

fusión con una compañía con la que tenga "afinidad" en sus

actividades y que le aporte el tamaño suficiente para seguir

creciendo en el contexto internacional.

El presidente ejecutivo de Agbar, Ricardo Fornesa, afirmó, en

declaraciones a los periodistas tras la junta de accionistas

celebrada hoy en Barcelona, que "está abierto" a una fusión porque

"sería muy útil". No obstante, subrayó que es necesario ser "muy

cuidadoso" para que una operación de este tipo no sea

contraproducente, como existen ejemplos en la historia empresarial

reciente a nivel mundial.

Fornesa, que desde el pasado mes de marzo es también presidente de

"La Caixa", fue más allá que en otros pronunciamientos anteriores

suyos sobre la cuestión y aseguró que una posible fusión, como vía de

crecimiento, le interesa "mucho". Además, explicó que existen

"bastantes empresas" que podrían ser candidatas a la integración con

Agbar.

Preguntado sobre si podría tratarse de una compañía europea, señaló

que "podría ser", aunque acto seguido enfatizó que "no hay ningún

proyecto concreto".

La principal novedad de la junta general de accionistas de Agbar fue

el nombramiento como consejeros de Jordi Mercader, nombrado ayer

vicepresidente de "La Caixa" y de Miquel Noguer, sustituto a su vez

de Mercader en la comisión ejecutiva de la caja catalana.

Mercader y Noguer reemplazan a los dos directores generales de "La

Caixa", Isidre Fainé y Antoni Brufau. Asimismo, se incorpora como

consejero Bernat Guirkinger, responsable de Suez Europe Enviroment,

en sustitución del director general de Suez, Gérard Payen.

Fornesa explicó que "La Caixa" ha decidido proceder a una

"reordenación" de su representación en las empresas participadas, que

tiene como objetivo que Fainé y Brufau sean sustituidos por

consejeros de la entidad de ahorros para que puedan concentrarse en

su labor en la caja. Esta nueva estrategia, precisó, no afecta a

Acesa (ahora Abertis) y Gas Natural, donde seguirán como presidentes

Fainé y Brufau, respectivamente.

Respecto a la representación de "La Caixa" en Telefónica (Fainé),

Fornesa señaló que seguirá igual y lo mismo ocurrirá "de momento" en

Repsol, donde están presentes Brufau y el ex presidente de la entidad

financiera, Josep Vilarasau.

Por otra parte, Fornesa explicó que la compañía está a la espera de

"ofertas" para vender su filial de recogida y tratamiento de residuos

Cespa, que además es propietaria de la compañía Resin, líder en su

sector en Portugal.

La operación ha sido encargada a un banco de negocios porque la

compañía quiere centrarse en actividades con más valor añadido y

menor intensidad de mano de obra, indicó. Fornesa señaló que el

dinero que se obtenga por la venta se reinvertirá de forma rápida "en

lo que convenga".

Por otra parte, el presidente ejecutivo de Agbar, acompañado del

consejero delegado, Josep Lluís Jové, señaló que en el plazo de "dos

meses" espera cerrar la compra de una empresa española importante en

el ámbito de las certificaciones tecnológicas e industriales, dentro

de la nueva línea abierta en el grupo tras ganar la privatización del

Laboratorio General de Ensanyos (LGAI) de la Generalitat de Cataluña.

En este campo, donde actúa con la marca Applus+, compró el pasado 6

de mayo la empresa luxemburguesa Setemotive.

El Grupo Agbar obtuvo el año pasado un beneficio neto atribuido de

132,7 millones de euros, con un incremento del 31,8 por ciento, y

saneó todas sus inversiones en Argentina. El resultado incluyó la

plusvalía de 162,3 millones por la venta del 24,6 por ciento de su

filial Adeslas al grupo francés Médéric.

Jové explicó ante la junta de accionistas que espera que las

elecciones en Argentina contribuyan a mejorar la situación en este

país, donde la compañía ha decidido combinar la negociación con el

Gobierno con la vía de los tribunales de arbitraje para defender los

intereses en sus participadas. Algo similar, señaló, ha ocurrido en

Uruguay.

El consejero delegado resaltó la "buena marcha" de la filial chilena

Aguas Andinas y de las concesiones en Varadero y La Habana (Cuba).

También señaló que existen oportunidades en México, tras la empresa

mixta establecida en Saltillo.

Asimismo, el grupo ha obtenido concesiones en el Canal

Segarra-Garrigues (20 años) y ha instalado una planta de tratamiento

de residuos en Andorra, además de "poner un pie" en China en la

revisión de autocares y taxis.

En el ámbito de control medioambiental de vehículos en Estados

Unidos, ya están presentes en cinco estados y concurrirán a los

concursos en Nueva York y California.



|
30-May-2003 17:09:12

(EUROPA PRESS)

05/30/17-09/03
"

Europa Press Comunicados Empresas