Hacienda anuncia que la deducción por I+D+i en el Impuesto de Sociedades se mantendrá más allá de 2011

Actualizado 01/03/2009 13:34:29 CET
- EP

Ocaña adelanta subidas en los impuestos de hidrocarburos y tabaco en esta legislatura

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, anunció hoy, en una entrevista con Europa Press, que la deducción por I+D+i en el Impuesto sobre Sociedades se mantendrá más allá de 2011, año en el que el Gobierno se había comprometido a analizar su mantenimiento o su eliminación definitiva. Antes de esperar a esa fecha, el Ejecutivo ha decidido ya mantener la deducción "indefinidamente".

En la última reforma del Impuesto sobre Sociedades se introdujo la eliminación progresiva de la mayoría de deducciones del impuesto, a razón de una rebaja del 20% anual hasta su total desaparición en cinco años (año 2011). La medida, que también afectaba al incentivo por I+D+i, fue muy polémica, debido a que la apuesta del Ejecutivo por la innovación tecnológica chocaba con esta propuesta.

Así las cosas, el departamento de Pedro Solbes ha decidido, junto con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, mantener la citada deducción que, según los últimos datos del Ministerio de Economía y Hacienda, beneficia a más de 3.200 empresas por un importe de 317 millones de euros.

Ocaña indicó que el Gobierno ha decidido ya extender este incentivo más allá de 2011 para "evitar la incertidumbre" sobre su posible desaparición que puede generar en las empresas que se están aplicando la citada deducción. Para ello, la intención de Hacienda es aprobar en "un futuro próximo" una modificación de la actual normativa del Impuesto sobre Sociedades.

"La Ley dice que antes del 2011 el Gobierno tiene que evaluar su eficacia (de esta deducción). Lo hemos estudiado, conjuntamente con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, y la decisión compartida por ambos es que instrumentaremos en un futuro próximo extender este incentivo más allá de 2011", reiteró.

NO HABRÁ REBAJA DE SOCIEDADES NI SUBIDA DEL IVA

Ocaña apuntó que lo que no está en la agenda del Ministerio de Hacienda es aplicar una rebaja del Impuesto sobre Sociedades como demanda tanto la patronal como el principal partido de la oposición. En su opinión, con un déficit público como el actual, que se situó en el 3,8% al cierre de 2008, "no es responsable" acometer una rebaja del mismo. "Eso aumentaría el déficit y nosotros queremos mantener el gasto social y las prestaciones por desempleo", precisó.

Tampoco se mostró partidario de bajar de forma generalizada las cotizaciones sociales y compensar esta reducción con un incremento del IVA, precisamente en un momento en el que la demanda interna está en caída libre. "(A esta propuesta) le veo serios inconvenientes, porque bajar cotizaciones puede poner en riesgo las finanzas de la Seguridad Social y por esa razón no me gusta", incidió.

HOMOGENEIZAR SUCESIONES Y DONACIONES

Respecto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, transferido a las comunidades autónomas, así como a los Impuestos Especiales, Ocaña precisó que cualquier decisión al respecto no se tomará en el corto plazo y que ahora no hay ninguna propuesta encima de la mesa.

Concretamente, indicó que el Gobierno no se opone a establecer un tipo mínimo en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para homogeneizarlo en todas las comunidades y evitar las diferencias tan "abultadas" que hay en este momento, pero señaló que cualquier posible modificación quedará para más adelante. "No lo estamos planteando ni a corto ni a medio plazo", indicó.

Además, admitió que existe una cierta "dificultad política" para llevar a cabo esta propuesta, dado que el impuesto prácticamente ha desaparecido en algunas comunidades autónomas. "Es cierto que existe una dificultad política, porque determinadas comunidades han apostado por eliminar el impuesto, lo que es legítimo, pero también lo es, como pensamos nosotros, que por una cuestión de justicia distributiva, es un buen impuesto", subrayó.

SUBIDA DE HIDROCARBUROS Y TABACO

En el caso de los Impuestos Especiales, Ocaña recordó que las directivas de la UE obligan a España a elevar el impuesto que grava el consumo de hidrocarburos para situarlo en el mínimo que establece Bruselas en el horizonte de 2011, por lo que afirmó que antes de que concluya la legislatura se deberá incrementar este tributo, si bien precisó que se hará "de forma gradual".

Lo mismo sucederá con el impuesto que grava el consumo de tabaco que, aunque España no está obligada en este caso por las directivas europeas, el Gobierno, explicó Ocaña, previsiblemente acometerá nuevas incrementos del mismo a lo largo de esta legislatura por motivos de salud pública y para desincentivar su consumo. "El tabaco en España sigue siendo barato en comparación con otros países de la UE", señaló.

Finalmente, Ocaña afirmó que la Agencia Tributaria, como consecuencia de la crisis económica actual, será "flexible" y tendrá en consideración las circunstancias concretas de determinadas empresas y personas físicas para conceder aplazamientos en el pago de impuestos. "Estamos siendo muy vigilantes para que se haga con intensidad (el aplazamiento)", aseguró Ocaña.

Europa Press Comunicados Empresas