4 de abril de 2020
 
Publicado 28/02/2020 19:15:22 +01:00CET

Ismael Clemente cobró 8,70 millones como consejero delegado de Merlín en 2019

Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties
Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties - AED - Archivo

Por la finalización y abono de un plan de incentivos

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, recibió una remuneración de 8,70 millones de euros durante el ejercicio 2019, lo que supone un incremento del 34% respecto a la de 6,46 millones percibida un año antes, según consta en el informe de remuneraciones del consejo de la compañía.

El sueldo del primer ejecutivo de la mayor socimi cotizada se vio impulsado por el hecho de que en 2019 concluyó el plan de incentivos que la compañía puso en marcha en 2017, en plena fase de crecimiento de la firma.

Así, en virtud del referido plan, Clemente percibió un monto de 6,25 millones en concepto de retribución a largo plazo. A ello se suma el millón de euros que constituye su sueldo fijo y otros 1,40 millones en concepto de retribución variable a corto plazo.

En su informe de remuneraciones, Merlín avanza que propondrá a su próxima junta aprobar un nuevo sistema de retribución "para adecuarlo a una compañía asentada entre las mayores inmobiliarias europeas y a la de las empresas españolas de mayor capitalización".

Según indica, el sistema de remuneraciones vigente hasta ahora estaba vinculado a la etapa de "crecimiento y adquisiciones" que cuando en 2017 se aprobó afrontaba la empresa, en línea con los objetivos que se marcó con su constitución y salida a Bolsa.

En virtud del cambio de sistema, se reducirá el importe máximo a cobrar como retribución variable a corto plazo, de forma que no podrá superar tres veces la retribución fija anual, mientras que ahora podría superarla en hasta un 275%.

También introducirá un mayor número de "métricas cuantitativas" y establecerá objetivos más concretos y específicos para cuantificarla. Además, recortará el variable a largo plazo, "tanto en términos globales como en la medición de objetivos anuales".

CLÁUSULAS 'MALUS'

Otra de las novedades será la introducción de cláusulas 'malus' para poder reducir las retribuciones que estén pendientes de pago en el caso de que se diera "alguna circunstancia extraordinaria ante la que la sociedad quisiera protegerse".

Merlín considera que este nuevo sistema retributivo, que tendrá vigencia hasta 2022, "contribuirá a la estrategia empresarial y los intereses y la sostenibilidad a largo plazo" de la socimi, dado que sus parámetros están "completamente alineados y relacionados con los objetivos que la firma se ha fijado tanto en el corto como en el largo plazo".

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas