Publicado 21/06/2022 10:38

Nordex triplica sus pérdidas en el primer trimestre por el impacto de la guerra en Ucrania

Archivo - Aerogenerador de Nordex
Archivo - Aerogenerador de Nordex - Jens Büttner/dpa-Zentralbild/dp - Archivo

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Nordex, el fabricante alemán de aerogeneradores controlado al 34% por Acciona, registró unas pérdidas de 150,5 millones de euros en los tres primeros meses de 2022, lo que supone casi triplicar los 'números rojos' de 54,7 millones de euros registrados en el mismo periodo del año pasado.

El impacto de la guerra de Ucrania, los efectos del bloqueo de China en la economía global, la rotura en las cadenas de suministro y la inflación son algunas de las principales razones que explican la evolución negativa del negocio de Nordex en este arranque del año.

La compañía tuvo que retrasar la publicación de sus resultados trimestrales debido a un ataque informático que sufrió a finales de marzo. Ahora, sus cuentas muestran una caída de las ventas del 25,4%, hasta 933 millones de euros, y un resultado bruto de explotación (Ebitda) negativo, de 88,9 millones de euros, frente al positivo de 10,4 millones del año pasado.

Al margen del contexto macroeconómico y geopolítico, las condiciones meteorológicas y el cambio de producción a otro modelo de palas, cuyo impacto está valorado en 37 millones de euros, también repercutió negativamente en la evolución de la compañía entre enero y marzo de este año.

Así, Nordex instaló 197 turbinas eólicas en 12 países con una capacidad total de 867 megavatios (MW), en contraste con las 381 turbinas de 1.453MW en 19 países del año pasado, disminuyendo un 28% las ventas de su segmento de proyectos, aunque consiguiendo incrementar un 7% su facturación en el área de mantenimiento.

Asimismo, también logró mantener constante su nivel de pedidos en torno a los 900 millones de euros, con una capacidad total de 1.165 MW, el 89% en Europa y el 11% restante en Latinoamérica, con Finlandia, Alemania, Croacia y Perú como principales clientes.

En el plano financiero, sus activos crecieron un 1,9%, hasta 4.187 millones de euros, con una liquidez de 771 millones de euros y una posición neta de caja de 315 millones de euros a cierre del pasado mes de marzo.

Con todo ello, la compañía ha confirmado los nuevos objetivos fijados a la baja con motivo de la invasión de Rusia en Ucrania, que prevén entre 5.200 y 5.700 millones de euros en ventas a lo largo del ejercicio 2022, frente a los 5.400 o 6.000 millones pronosticados anteriormente.

Este martes, sus acciones caían en torno a un 4% pasadas las 10.00 horas, hasta los 9 euros por acción, un nivel que la compañía no registraba en Bolsa desde agosto de 2020, hace ya casi dos años.

Contador

Más información

Europa Press Comunicados Empresas