Actualizado 14/10/2008 16:41

El número de viviendas nuevas sin vender se acercará al millón de inmuebles a final de año

EP

MADRID, 14 Oct. (OTR/PRESS) -

El sector inmobiliario continúa con su particular vía crucis. Caen las ventas, se reducen los visados de obra nueva y baja el valor de las casas. Los precios de los pisos en nuestro país registraron en septiembre un descenso del 4,9% en tasa interanual, aunque si se toman como referencia los nueve primeros meses del actual ejercicio la rebaja del precio de los pisos resulta todavía mayor (-5,9%), según los datos presentados hoy por Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa). Además, el mismo informe muestra que el 'stock' de viviendas nuevas sin vender ha subido en 110.000 en el segundo trimestre del año y alcanza ya las 680.000. Según los cálculos de Tinsa, el número de viviendas nuevas sin vender en el conjunto del ejercicio 2008 se acercará a los 930.000 inmuebles.

El precio de la vivienda libre en España cayó casi un 5% en septiembre respecto al mismo mes del pasado año, si bien el descenso desde enero se acerca casi al 6% por la mayor caída de las ventas de viviendas en línea con el recrudecimiento de la crisis financiera en los últimos meses.

Los datos del último informe sobre coyuntura inmobiliaria de la tasadora Tinsa correspondiente al tercer trimestre indican que estos descensos fueron más bruscos en el segmento de vivienda usada que en el de nueva construcción, así como en las áreas metropolitanas. Así el precio de la vivienda nueva descendió un 3,5% frente a la caída del 7% registrada en el caso de la segunda mano.

Por áreas geográficas, el comportamiento de estos valores es dispar. Así, en términos interanuales, el descenso fue del 7,1% en las áreas metropolitanas, por delante de las grandes ciudades y capitales (-6,5%), la costa mediterránea (-5,3%), Canarias y Baleares (-4,4%), y el resto de los municipios (-1,7%).

Estas proporciones se mantienen en términos acumulados desde enero, aunque con descensos nuevamente más pronunciados. Así, las áreas metropolitanas acumulan un descenso del (-8,8%), seguidas de la costa mediterránea (-8,1%) a cierta distancia de las grandes ciudades y capitales (-6,5%), los archipiélagos canario y balear (-4,4%) y el resto de los municipios (-4,2%).

CASI UN MILLON DE VIVIENDAS SIN VENDER

Una de las claves de los descensos de precios radica en que solamente se vendieron 75.000 viviendas nuevas en el segundo trimestre del año, el 41% de las 184.000 terminadas en este periodo.

Además se espera que las ventas no superen los 300.000 inmuebles este año, coincidiendo con la finalización de las viviendas iniciadas hace aproximadamente dos años, en el punto álgido del ciclo.

La consecuencia más inmediata de esta falta de equilibrio entre la oferta y la demanda es un 'stock' de viviendas pendientes de venta de 680.000 inmuebles a día de hoy, y la previsión de que se alcancen las 930.000 viviendas nuevas sin vender en diciembre.

Las previsiones de la tasadora son que la oferta y demanda tardarán en encontrarse, por lo que "este proceso de acumulación de 'stock' durará previsiblemente hasta la segunda mitad de 2009". Con todo, "habrá que esperar al menos dos años hasta que el sector absorban estas viviendas acumuladas sin vender".

DEMANDA EMBALSADA

El director general de Tinsa, Luis Leirado asegura que, pese a que los ingresos de las familias siguen creciendo por debajo del IPC, esta pérdida de poder adquisitivo se está "compensando" con la caída de los precios de la vivienda, por lo que "teóricamente, las familias tienen más capacidad de compra que hace algunos años".

Sin embargo, el recorte del crédito ha dado lugar a una paralización de la demanda de reposición. Es por ello, que desde Tinsa se asegura que se está creando una "demanda embalsada" que aflorará en el futuro cuando se despejen las actuales incertidumbres financieras.

Por lo que respecta a la obra nueva, en el segundo trimestre del año se han iniciado un total de 92.500 viviendas, un 43,4% menos que en el mismo periodo de 2007. Esta menor actividad en el sector, tiene como consecuencia un incremento del paro. En cifras, el número de asalariados en el sector creció en 74.000 personas en el segundo trimestre, muy por debajo de los 650.000 nuevos empleos en el mismo trimestre de 2007.

Frente al descenso en el segmento de las ventas, hoy se ha conocido por los datos del Instituto Nacional de Estadística que el precio medio del alquiler de vivienda ha subido un 4,3% en septiembre respecto al año anterior, lo que en cualquier caso supone dos décimas menos que la tasa de IPC general, que se ha situado en el 4,5%. En lo que va de año, el coste de los arrendatarios ha subido un 3,4% con un incremento del 0,2% frente al mes anterior. Por regiones, donde más ha subido el precio de los alquileres ha sido en Cantabria, con un 6,5%, y en Aragón, con un 6,4%, mientras que en la cola se encuentra Navarra, con un aumento del 2,5%.