869397.1.260.149.20240509161637
Vídeo de la noticia
Un panel en el Palacio de la Bolsa. - Eduardo Parra - Europa Press
Actualizado: jueves, 9 mayo 2024 16:24

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El consejo de administración de BBVA ha decidido formular una oferta pública de adquisición (OPA) hostil sobre el 100% de las acciones de Banco Sabadell después de que la entidad catalana rechazara la propuesta amistosa planteada la semana pasada, según ha informado BBVA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad presidida por Carlos Torres Vila ofrece a los accionistas de Sabadell un canje de una acción nueva por cada 4,83 títulos de Sabadell, la misma oferta que había propuesto el 30 de abril al consejo de administración del banco.

Torres Vila ha afirmado que se trata de una oferta "extraordinariamente atractiva" para crear una entidad con mayor escala en uno de sus mercados más importantes.

De hecho, si la operación tiene éxito, BBVA sería la segunda entidad financiera de España por detrás de CaixaBank.

"Juntos tendremos un mayor impacto positivo en los territorios en los que operamos, con una capacidad adicional de concesión de crédito de 5.000 millones de euros al año en España", ha asegurado el presidente del BBVA.

¿QUÉ ES UNA OPA?

Una OPA es un procedimiento financiero que se produce cuando una persona física o jurídica ofrece públicamente a todos los accionistas de una sociedad cotizada la compra de sus acciones para tener el control o aumentar su participación en esa empresa.

El precio que se propone suele ser superior al de mercado para facilitar la aceptación y la contraprestación puede ser dinero, acciones o mixta (dinero y acciones), según explica la CNMV.

En España, la CNMV se encarga de velar por este tipo de operaciones, que están reguladas en la Ley del Mercado de Valores y en el Real Decreto sobre el Régimen de las Ofertas Públicas de Adquisición de Valores.

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE UNA OPA HOSTIL Y UNA AMISTOSA?

El regulador bursátil señala que hay diferentes tipos de OPA: obligatorias, por toma de control, competidoras y de exclusión.

Además, diferencia entre ofertas amistosas y hostiles, como la que ha planteado esta semana BBVA a Sabadell.

Las ofertas amistosas se caracterizan por el acuerdo entre las direcciones de las dos entidades implicadas, mientras que la principal característica de las ofertas hostiles es el desacuerdo entre los órganos de gobierno de los afectados.

La consecuencia es que la decisión última recae directamente sobre los accionistas, que tienen la última palabra sobre sus acciones.

Algunas sociedades establecen en sus estatutos restricciones de voto, de elección de administradores u otras limitaciones (blindajes) para evitar una OPA hostil.

ACTORES DE UNA OPA HOSTIL

Una OPA hostil tiene actores específicos.

Se llama caballero negro a la persona o entidad que lanza una OPA hostil contra una empresa.

Por su parte, el caballero blanco es la empresa a la que recurre una compañía que esté siendo objeto de una OPA hostil para que la contrarreste presentando otra oferta de adquisición que mejora la primera.

De esta manera, la compañía opada intenta elegir otro comprador que considere preferible al que ha lanzado la oferta en primera instancia.

¿QUÉ TENER EN CUENTA EN UNA OPA?

Las personas implicadas en una oferta de este tipo deben tomar en consideración diferentes aspectos como el folleto de la OPA, que recoge toda la información precisa para que el accionista se forme un juicio fundado sobre la oferta, o el anuncio de la OPA, que resume los principales puntos de la oferta.

Además, tienen que tener en cuenta el informe del Consejo de administración de la sociedad opada, que revela si hay algún acuerdo con la sociedad que lanza la oferta, la opinión de los miembros del Consejo y la decisión que van a adoptar respecto a sus acciones, y deben hacer un seguimiento de los hechos relevantes, con el fin de permanecer informados sobre aspectos que puedan acontecer durante todo el proceso.

Acudir a una OPA siempre es voluntario y es el accionista quien en última instancia decide si vende o no sus acciones, asegura la CNMV, que también explica que en ningún caso el hecho de no acudir a una OPA implica la pérdida de acciones.

Más noticias

Leer más acerca de: