La plantilla de Bodybell rechaza la indemnización aplazada de 20 días y pide un plan de viabilidad

Actualizado 11/06/2015 11:34:00 CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los trabajadores de Bodybell han rechazado las propuestas de la empresa, que ha ofrecido a los 445 trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) una indemnización aplazada de 20 días por año trabajado con un máximo de doce mensualidades, al tiempo que han solicitado la presentación de un plan de viabilidad de futuro "creible", según han informado a Europa Press en fuentes sindicales.

   En concreto, en la asamblea informativa sobre el proceso de negociación del ERE, los trabajadores se han opuesto a las pretensiones del grupo, que planea, además de despedir al 21% de la plantilla, el cierre de 54 tiendas y una reducción salarial en la central de aproximadamente el 15%.

   Ante esta situación, los trabajadores han exigido a la dirección de la empresa la adopción de medidas que permitan la viabilidad actual y de futuro del grupo, con el objetivo prioritario de defender el empleo y que los eventuales despidos sean voluntarios.

   Durante la asamblea, según han explicado las mismas fuentes, se puso de manifiesto la unidad de acción de los sindicatos en el compromiso de realizar todos los esfuerzos necesarios para la que la dirección de la compañía asuma una solución "razonable" en la que prime el mantenimiento del empleo.

   "La empresa ha manifestado que dada la situación económica de la misma, su ofrecimiento se concretaba en los límites legales, pero que teniendo en cuenta las dificultades de tesorería tendrían que abonar la indemnización a plazos", han explicado desde los sindicatos, que han rechazado esta propuesta tanto por la cuantía como por la forma de abonarla.

   La compañía ha justificado el despido del 21% de la plantilla, y el cierre de 54 tiendas por la caída de sus ventas comparables entre el 4% y el 6% durante los últimos tres años, según los datos de la compañía a los que tuvo acceso Europa Press.

   Así, además de la reducción de las ventas, la empresa sustenta el ERE en otras causas productivas, como el descenso de en torno al 3% anual del sector de la distribución minorista de productos de belleza, con una caída más significativa, que ronda el 6%, en el canal especialista.

   Bodybell ha planteado el despido de 445 trabajadores, lo que supone el 21% de la plantilla, integrada por 2.077 empleados, aunque las medidas aplicadas por la compañía, incluidas las rescisiones de contratos, afectarán a un total de 1.000 trabajadores.

   De los 445 despidos, la mayor parte, 302, se harán efectivos previsiblemente por el cierre de 54 tiendas, mientras que los 143 restantes serán consecuencia de la reorganización de otras 78 tiendas e incluirán además 52 despidos en oficinas centrales y otros 13 en el almacen de Leganés (Madrid).

   La compañía, que cuenta con unas 320 perfumerías bajo las enseñas Bodybell y Juteco, ha presentado ya a los representantes de los trabajadores la documentación del procedimiento de despido colectivo por causas económicas, organizativas y productivas.

   Además de los despidos, la empresa no descarta adoptar otras medidas como la reducción de costes salariales en personal de la central, así como medidas relacionadas con la movilidad funcional, geográfica, suspensión de contrato o reducción de jornada e inapliación de convenio colectivo

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas