Publicado 27/05/2020 16:53:12 +02:00CET

PNV ganaría las elecciones con 31 parlamentarios, tres más, y podría lograr mayoría absoluta con PSE-EE que obtendría 12

Elkarrekin Podemos-IU pasaría de 11 a ocho y la coalición PP+Cs, se quedaría con cinco, cuatro menos

BILBAO, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El PNV ganaría las elecciones al Parlamento Vasco del 12 de julio, al lograr 31 parlamentarios, tres más, mientras que EH Bildu sería segunda fuerza con 19 escaños, uno más, y el PSE-EE la tercera, al llegar a 12 con tres escaños más. Por su parte, Elkarrekin Podemos-IU pasaría de 11 a ocho representantes y la coalición PP+Cs, se quedaría con cinco, frente a los nueve parlamentarios que tenían los populares, según la encuesta EiTB Focus.

Con estos resultados, la suma de jeltzales y de socialistas, que han gobernado en coalición esta pasada legislatura, les permitiría contar con mayoría absoluta en la Cámara vasca, una posibilidad que también se daría en el caso de que hubiera un tripartito de izquierdas, por el que aboga la formación morada.

Esta oleada de EiTB Focus es la primera encuesta sobre intención de voto tras la nueva convocatoria de elecciones realizada por el Lehendakari, Iñigo Urkullu, después de que las previstas para el 5 de abril fueran suspendidas por la crisis sanitaria de la covid-19.

El trabajo de campo se realizó del 21 al 23 de mayo de 2020, mediante entrevista telefónica realizada por la empresa Gizaker a 1.200 personas residentes en Euskadi, 400 en cada Territorio.

El PNV volvería a ganar las elecciones, con tres escaños más, por lo que pasaría de 18 a 31 representantes, con una intención de voto del 41% frente al 37,6% de hace cuatro años.

EH Bildu sería la segunda fuerza en Euskadi y conseguiría 19 representantes, uno más, con el 23,4% de los sufragios (21,3% en 2016). Por su parte, el PSE-EE sería la tercera fuerza y lograría tres representantes más, hasta alcanzar la cifra de 12, al lograr el 14,2% de los sufragios frente al 11,9% de los anteriores comicios.

La suma de PNV y PSE-EE, que han sido socios de Gobierno, les otorgaría la mayoría absoluta en la Cámara vasca, un total de 43 escaños, y también la lograrían los tres partidos de izquierdas EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos, que sumarían 39 representantes.

Elkarrekin Podemos-IU perdería tres escaños, hasta quedarse con ocho, al pasar de obtener el 14,9% de los votos al 11,4%, y la coalición PP y Ciudadanos obtendría cinco frente a los nueve con los que contaba el PP en esta pasada legislatura, con el 7% de los sufragios (12,2% en 2016 de la suma PP y Cs). Por su parte, ni Vox ni Equo Berdeak entrarían en el Parlamento Vasco.

TERRITORIOS

Por territorios, en Álava el PNV sería la fuerza más votada y lograría nueve representantes, uno más que hace cuatro años con el 33,8% de los votos.

EH Bildu sería la segunda, con cinco escaños (19,7% de los sufragios), los mismos que en la pasada legislatura, mienras que el PSE-EE pasaría a ser tercera fuerza, con una subida de dos parlamentarios, hasta los cinco (17,2%), y Elkarrekin Podemos-IU obtendría tres representantes, uno menos (12,9%).

La coalición PP+Cs perdería dos escaños respecto a los obtenidos por el PP en las pasadas elecciones y se quedaría con tres representantes en el hemiciclo, con el 12,5% de los votos. En los comicios de 2016 el PP fue la segunda fuerza en Álava con los mismos escaños que EH Bildu, pero más votos, y ahora pasaría a ser la quinta, empatada a parlamentarios con Elkarrekin Podemos-IU, aunque con menos apoyos.

En Bizkaia, el PNV sumaría un parlamentario más y llegaría a 12 con el 45,1% de los respaldos. EH Bildu mantendría sus cinco escaños y sería la segunda fuerza política en el citado territorio con el 19,9% de los sufragios.

El PSE-EE pasaría de cuarta a tercera fuerza política, con cuatro representantes, uno más (14%). Elkarrekin Podemos-IU perdería un parlamentario hasta quedarse con tres, y pasaría de tercera a cuarta posición con el 12,3% de los apoyos. La coalición PP+Cs obtendría un escaño, tras perder uno (6,2%).

En Gipuzkoa, el PNV ganaría un parlamentario, hasta los 10 representantes (37,4%). EH Bildu también sumaría un representante más, y obtendría nueve, con el 30,7% de los apoyos. El PSE-EE pasaría a ser de la cuarta a la tercera fuerza política y mantendría sus tres representantes (13,3%). Elkarrekin Podemos perdería uno, quedándose en dos representantes (9,5%), y pasaría a ser cuarta fuerza, y la coalición PP+Cs se quedaría con un representante, tras perder uno, con el 5,7% de los apoyos.

La participación en los comicios del 12 de julio alcanzaría el 60,2%, con una abstención similar a la de hace cuatro años, siendo esa participación del 61,7% en Bizkaia, del 60,8% en Gipuzkoa y del 60,3% en Álava.

GESTIÓN DE LOS GOBIENROS

Por otra parte, la gestión del coronavirus desgasta al Gobierno Vasco, que pasa de una nota del 6,5 en abril a un 5,8 en mayo, aunque sigue aprobando, mientras que el Ejecutivo de Sánchez mejora, al pasar de un 5,2 a un 5,5, tres décimas por debajo del Ejecutivo vasco.

Por otra parte, a seis de cada diez vascos les parece adecuado que las elecciones al Parlamento Vasco se convoquen en julio, si se garantizan las condiciones sanitarias, mientras que un 32,6% no lo ve adecuado y un 7,4% no sabe o no contesta.

En cuanto a la valoración de líderes, Iñigo Urkullu (6,04) y Maddalen Iriarte (5,45) aprueban, e Idoia Mendia (4,89) roza el aprobado, mientras que Miren Gorrotxategi (4,38), José Ramón Becerra (3,86) y Carlos Iturgaiz (1,69) suspenden.

Europa Press Comunicados Empresas