Rajoy asegura que el balance de 2008 es una "crisis de caballo" y un Gobierno "incapaz" de hacerle frente

Actualizado 26/12/2008 15:54:12 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró hoy que el balance de 2008 en España es una "crisis económica de caballo" y un Gobierno que es "incapaz hacerle frente con un mínimo de coraje, determinación y conocimiento" de lo que se trae entre manos.

"El balance es una crisis" y que España se convirtió en el país "donde hay más personas que han perdido su puesto de trabajo" de entre los de la Unión Europea, afirmó Rajoy durante un acto en Santiago de Compostela, en el que dijo que los pequeños y medianos empresarios y las familias "lo pasan mal mientras ven la inoperancia, la incompetencia y la política de palos de ciego" del Gobierno.

El líder del PP se refirió de este modo a la convocatoria del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para hacer balance del año, un acto del que manifestó esperar "cualquier cosa". "Dirá exactamente lo contrario de lo que estáis pensando, pero eso es lo normal en él", dijo ante una representación de los 10.000 nuevos militantes afiliados al PPdeG desde la elección de Alberto Núñez Feijóo como su presidente.

PYMES Y FAMILIAS

"Zapatero -prosiguió-- ha engañado a los españoles, preside un Gobierno incapaz y lo único que hace es gastar dinero a troche y moche, sin ton ni son" en la elaboración de planes que "normalmente quedan en nada". El único plan que, a su juicio, es necesario en España es "el único que no ha hecho Zapatero" y que consiste en facilitar el acceso a créditos de las familias y de las pequeñas y medianas empresas (pymes), para que hagan funcionar su empresa y "generen puestos de trabajo".

Pidió, asimismo, "austeridad en las administraciones públicas", una rebaja de los impuestos para "quienes pueden generar riqueza y empleo" --las pequeñas y medianas empresas-- y "una reforma de la economía", que es "exactamente lo contrario de lo que se está haciendo".

En este sentido, insistió en que el presidente del Gobierno "cree que se soluciona -la crisis-- dando a la máquina de hacer dinero, generando una deuda pública que al final" los ciudadanos pagarán con sus impuestos. Por la contra, defendió que se den "facilidades" a los agentes que crean "riqueza, trabajo y empleo", las pymes, y defendió que la "inmensa" mayoría de los españoles están contratados en empresas de este tipo o son autónomos.

Por tanto, Rajoy consideró que el resultado de 2008 es "enormemente negativo" para los pequeños y medianos empresarios y para las familias. "Este es el balance y lo demás es retórica y literatura", aseveró.

'ECHARLE NARICES'

El presidente del PP recordó, además, la situación económica de 1996, cuando este partido accedió al Gobierno. Repasó las cifras de paro y de los principales indicadores económicos y concluyó que "las cosas se pueden hacer mejor y se han hecho mejor en España".

En 1996, continuó, el nuevo Ejecutivo tenía una "idea clara de lo que había que hacer", se fijó unos objetivos, "gobernó" y "le echó narices, que es lo que hay que hacer para sacar a los países de la crisis". "En épocas de bonanza gobierna cualquiera pero en épocas de dificultad hay que echarle algo más de lo que le echa" Rodríguez Zapatero, sentenció.

Europa Press Comunicados Empresas